Puesta en valor de los proyectos inmobiliarios

5 julio, 2013

Mucho escuchamos, y generalmente en forma injusta, lo mal que son tratadas por algunos, las empresas inmobiliarias. Digo injustamente porque hay una especie de bullying declarado en contra de los proyectos que las empresas realizan y que al final son los que construyen nuestras ciudades. Estos desarrollos son cada vez mejores y los inmobiliarios están cada día más conscientes de que la buena arquitectura otorga un valor agregado a sus proyectos y que los compradores premian con ventas más rápidas y pagando mejores precios. Algo muy distinto es no estar de acuerdo con la normativa imperante en tal o cual sector o que nuestras ciudades carecen de la más mínima planificación. Las críticas, entonces habría que dirigirlas hacia otros actores.

Para corregir este error y para incentivar aún más a que las empresas inmobiliarias destaquen por sus buenos proyectos, es que la Alianza Inmobiliaria creó el concurso de Premios ISU (Innovación, Sustentabilidad y Aporte Urbano) en cuatro categorías: Vivienda en Extensión, Vivienda en Altura, Segunda Vivienda y Turismo y Oficinas y Servicios.

Entre una cincuentena de proyectos presentados, fueron premiados los nominados en una ceremonia que permitió darlos a conocer en Sexto Seminario de Actualidad Inmobiliaria el pasado mes de Junio en CasaPiedra. Con este concurso se hizo justicia para revertir una imagen equivocada que se ha querido entregar a la opinión pública de los proyectos inmobiliarios, mostrando desarrollos con una arquitectura de valor y de buena calidad.

En la categoría Vivienda en Extensión, el ganador fue el proyecto “Casas del Parque Portales” de CE Inmobiliaria y del arquitecto Luis Eduardo Carreño. El proyecto que se enmarca en el tradicional Barrio Yungay, valora la identidad del lugar comprometiéndose con una tipología de vivienda que se sitúa en la arquitectura de los antiguos cité del sector sur de Santiago, logrando una integración arquitectónica y social muy bien lograda y muy necesaria para nuestras ciudades.

La Vivienda en Altura tuvo como ganador al “Edificio Pocuro Mirador” de Inmobiliaria Sur Monte y Ossa Arquitectura. Este proyecto trata con gran delicadeza estética una solución de vivienda de media altura, armonizando con el entorno y creando espacios recreativos y verdes muy valiosos en su interior, sus líneas simples generan una fachada con movimiento y sombras que escalan el proyecto con el barrio y el usuario.

En la categoría Segunda Vivienda y Turismo, el “Hotel de la Isla” de los arquitectos Estudio Larraín y constructora SalfaCorp fue la propuesta ganadora. Ubicado en la Isla de Chiloé en la ciudad de Castro, el edificio de geometría horizontal se compromete con el paisaje del entorno en un promontorio que lo destaca sin contrastar con la arquitectura local de los palafitos cercanos y la construcción propia de la isla. Este proyecto que es de arquitectura contemporánea es un aporte a la integración con el lugar y la memoria que se tiene de la localidad chilota tan valiosa y única.

El proyecto urbano “Nueva Las Condes” de Inmobiliaria Sinergia y las oficinas de arquitectura A4+Luis Corvalán, fue el elegido por el jurado como el ganador en la categoría Oficinas y Servicios. Este conjunto es un real aporte a la ciudad que queremos para el futuro. Áreas verdes integradas a todos los edificios (12) que lo componen se construyen en torno a un Boulevard central que los relaciona e interconecta, creando en su interior un espacio público de gran calidad y generosidad para el ciudadano. Este es un aporte inmobiliario que entrega al tejido urbano de Santiago un espacio pensado para dar valor agregado a la densificación urbana.

Este primer concurso inmobiliario pretende continuar el próximo año con nuevas categorías, siendo esta una iniciativa necesaria para hacer justicia con un rubro que se esfuerza y arriesga para hacer de nuestras ciudades mejores lugares para vivir. Concursos como este se realizan en Europa con gran éxito de participación lo que ha llevado a mejorar consistentemente los proyectos inmobiliarios y la calidad de las propuestas arquitectónicas de éstos.

Las ciudades requieren de proyectos que vayan construyendo su identidad y entregando soluciones satisfactorias a los habitantes cada vez más exigentes de una buena arquitectura. No estoy de acuerdo con los que dicen que la gente solo busca buena ubicación y buena construcción. Eso es menospreciar a los compradores que también buscan y se preocupan de encontrar una buena arquitectura, buenos espacios públicos y buenas soluciones en los proyectos de hoy.

Este concurso ISU demostró el gran interés por participar y nos permitió conocer muy buenos proyectos inmobiliarios construidos en los últimos tres años.

Yves Besançon Prats, Presidente de la AOA

Publicada en 02/07/ 2013 en Portalinmobiliario.com