• AOA

Un puente-mirador para Valdivia gana principal certamen de escuelas de arquitectura de Chile

El proyecto plantea una alternativa para que peatones y ciclistas crucen entre la isla Teja y el centro de la ciudad

Con su logro, el equipo de la Universidad Finis Terrae se adjudicó el derecho de representar al país en el concurso latinoamericano Alacero.

Valdivia no es solo la ciudad de los ríos, como dicen sus carteles de bienvenida. También lo es de los puentes, necesarios para conectar una urbe cuyos 180 mil habitantes se reparten entre el continente, la isla Teja y la ruta que conduce al balneario de Niebla. Algunos son veteranos, como el Calle Calle y el Pedro de Valdivia; otros, innovadores, como el Cruces, diseñado con forma triangular para permitir el paso de embarcaciones; polémicos, como el Cau Cau, el primero basculante de Chile; y relativamente nuevos, como el Santa Elvira, inaugurado en 2016. También los hay en proyecto, como el varias veces anunciado Cochrane, que, se supone, será licitado en 2023. Las cinco estructuras que hoy permiten cruzar los ríos Calle Calle, Valdivia, Cau Cau y Cruces, sin embargo, fueron concebidas principalmente para vehículos. Peatones y ciclistas no tienen grandes espacios de desplazamiento, ni menos grandes oportunidades para disfrutar del paisaje. Ese fue el diagnóstico al que llegó el grupo de alumnos de quinto año de Arquitectura de la Universidad Finis Terrae que se impuso a 50 equipos y ganó la 36ª versión del concurso CAP —un certamen que convoca a estudiantes de esa carrera de todo el país— con una propuesta de un puente peatonal de acero que une la avenida Costanera de Valdivia con la isla Teja. Los requisitos que debía cumplir el proyecto Ninguno de los integrantes del equipo ganador (Benjamín Palavecino, Daniel Paillalef, Fernanda Díaz y Nicolás Delpiano) proviene de la capital de Los Ríos, pero Delpiano tiene familia en la ciudad fundada en 1552 y la especial configuración de esta vino a su mente cuando repasaron los requerimientos del concurso: diseñar una obra que sea un aporte para las personas, que tenga una dimensión cultural y esté construida con acero. 'Yo llegué con la propuesta de que lo mejor para hacer en acero es algo que sea de grandes proporciones, monumental. Y dijimos ‘qué mejor que hacer un puente'. Los puentes expresan el poder que tiene el acero como estructura para generar espacio', explica Delpiano. Luego vino un viaje a Valdivia, cuyas calles y puentes recorrieron entrevistando a los vecinos. Allí constataron las dificultades que el puente Pedro de Valdivia —el principal nexo entre la ciudad y la isla Teja— ofrece para peatones y ciclistas, por sus veredas estrechas y en mal estado. 'Nos dimos cuenta de que faltaban puente peatonales, porque Valdivia es una ciudad para el automóvil. Es muy buena culturalmente, pero le faltan espacios para los peatones', añade el alumno. ¿El resultado? La propuesta que ganó el concurso organizado por CAP Acero y patrocinado por el Colegio de Arquitectos de Chile y la Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile es un puente peatonal y para bicicletas que articula el centro y la isla Teja con una estructura que contempla espacios para un pequeño centro cultural y un mirador que ofrecería 'una experiencia urbana única sobre el río' para observar, por ejemplo, el mayor atractivo turístico de la ciudad: la Noche Valdiviana, un espectáculo que combina un desfile fluvial y pirotecnia y que hasta antes de la pandemia congregaba, cada fin de febrero, a cientos de miles de personas de todo el país. Jurado: 'Un hito memorable' En su deliberación, el jurado valoró 'el ingenio, la belleza y carácter escultórico de este puente (…). La estructura, de alta complejidad y destreza técnica, se despliega helicoidalmente, generando un hito memorable que, además de su funcionalidad, articula dos zonas relevantes de la ciudad, el centro y la isla Teja'. Los estudiantes desarrollaron el proyecto en el marco del curso Taller de Arquitectura del noveno semestre, que es impartido por los docentes Andrés Echeverría y Claudio Araya. El primer lugar obtenido en el concurso CAP 2022 le permitirá al equipo de la U. Finis Terrae representar a Chile en el certamen internacional Alacero, organizado por la Asociación Latinoamericana del Acero. 'La idea es volver a ganar', dice Delpiano, recordando que Chile obtuvo el primer lugar en 2018.


Por Iván Martinic, El Mercurio