• AOA

Hacia el rescate de la memoria de Villa San Luis

Por Yves Besançon Prats, past president de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA).


El Concurso Memorial de Villa San Luis visibilizará a quienes por décadas han sido ignorados por todos, incluidas instituciones y autoridades.


Por años, los cientos de chilenos que fueron erradicados de las viviendas de Villa San Luis fueron invisibles a los ojos de muchos. El acuerdo firmado en 2020 permitirá llamar a Concurso Público de Anteproyectos para construir un memorial en los terrenos declarados Monumento Histórico en la esquina de Avenida Presidente Riesco y Pasaje Urano en Las Condes.


En una reunión organizada por el Subsecretario de Patrimonio, Emilio de la Cerda, el día Jueves 23 de Diciembre en el lugar en el que se construirá el Memorial -ocasión que convocó a los representantes de los pobladores que allí vivieron, a la inmobiliaria Presidente Riesco, a Fundación Villa San Luis, al Colegio de Arquitectos, a la Asociación de Oficinas de Arquitectos AOA y al Consejo de Monumentos Nacionales- se dio el inicio, luego de una conversación franca y directa, al Concurso que será organizado y dirigido por la AOA y el Colegio de Arquitectos, según consta en el mencionado acuerdo. La reunión se desarrolló en un ambiente de confianza y de colaboración entre todos para sacar adelante este esperado proyecto que pondrá en el mapa de Chile, la historia y la memoria de lo que allí ocurrió hace casi cincuenta años.


Han pasado casi dos años que no han sido en vano desde el histórico acuerdo del 22 de Enero del 2020 y que permitirá realizar este llamado a concurso y luego la construcción del proyecto ganador. Nuestro reconocimiento a quienes trabajaron para sacar adelante esta noble tarea, entre ellos, Miguel Lawner, Emilio de la Cerda, Marcelo Cox, Felipe Gilabert, Humberto Eliash, Alberto Texidó, Jaime Díaz y tantos otros; pero muy especialmente, a los pobladores que estuvieron en este gran acuerdo por la memoria.


Formó parte de esta reunión, la visita al único edificio que está en pie y que fuera reforzado luego de las precarias condiciones en que se encontraba, producto del inicio de su demolición detenida por la declaratoria del Consejo de Monumentos Nacionales en 2017.


No es fácil describir la emoción del grupo recorriendo las estructuras del edificio de cuatro pisos con sus murallas tapizadas de grafitis y los oxidados marcos de ventanas que aún se conservan. Entre ellos, una joven mujer que nos relataba que en el segundo piso de ese mismo edificio estaba su departamento en el que vivió con su familia, hasta el día de la triste erradicación que los despojó de su hogar.


En los tiempos en los que redactamos todos una nueva Constitución para nuestro país, se hace más urgente que nunca instaurar el derecho a un hábitat como derecho social fundamental y anterior a la existencia misma del Estado. Este derecho es inherente al ser humano y el Estado debe solo garantizarlo, ya que lo poseemos todos por el solo hecho de existir y vivir en este hermoso país al momento de nacer, y que lo traemos desde el vientre materno junto a otros muchos derechos.