Martín Hurtado: “En sustentabilidad, la madera se promueve sola”

11 julio, 2017

Menos huella de carbono, mayor flexibilidad ante movimientos sísmicos y mejor aislación térmica son algunas de las cualidades de la madera que destaca el arquitecto, un material renovable y cálido que ha ido retomando su espacio en la construcción en Chile y cuyo potencial en la industria es enorme.

Entrevista_MartinHurtado1-660x422

Con más de 150 proyectos construidos en madera en áreas como industria, equipamiento religioso, oficinas, colegios y otros desarrollos urbanos, el arquitecto Martín Hurtado es el exigente y experimentado director del Concurso de Arquitectura de la Semana de la Madera (SDLM) que se realizará del 23 al 27 de agosto en el Centro Gabriela Mistral en Santiago y que impulsa la Corporación Chilena de la Madera CORMA, a través de su centro de transferencia tecnológica Madera21.

En sus años de estudio en la escuela de Arquitectura de la Universidad Católica nunca le tocó desarrollar proyectos en madera. “Entonces todo se desarrollaba en hormigón y acero”, recuerda. No obstante, tras construir un conjunto de casas semi prefabricadas en el sur que no lo dejó contento, propuso hacer una capilla-oratorio en madera que se pudiese abrir en verano para acoger a los muchos veraneantes que visitaban el lugar. En una época en la que los diseños se hacían a mano, Martín Hurtado se maravilló probando los distintos efectos de luz en una maqueta de 1:5 de la capilla que sirvió de base para su construcción.

“La madera es amable y encantadora. Si uno entra a una barraca hay palos, aserrín, viruta, pero todo es muy seductor. Cae bien, es simpática. El acero es más frío, aunque tiene grandes virtudes, pero la madera ha ido volviendo a ganar espacio”, sostiene el arquitecto.

Para el director del Concurso de Arquitectura en la SDLM, la madera como material constructivo se promueve prácticamente sola. Es sustentable, renovable, con baja huella de carbono y aporte de CO2. Por eso, ha retomado el espacio que había ganado el acero y el hormigón. Hurtado reconoce y valora en ella su calidez, belleza y cercanía: “está al alcance de todos”, dice.

“Así como hoy se invierte en empresas sustentables, la madera forma parte de una cadena productiva sustentable. Es un material renovable, que ofrece la posibilidad de reciclarse”, destaca el arquitecto.

Entrevista_MartinHurtado2-768x510

Recientemente se incorporó al directorio de la Fundación Vivienda del Hogar de Cristo, precisamente para aportar a mejorar la calidad de las viviendas básicas de madera. Explica que se trata de viviendas hechas a base de paneles estándar muy dúctiles lo que permite abordar la construcción de pequeños dormitorios para acoger allegados dentro del mismo terreno de una familia, hasta viviendas completas con un programa complejo.

Hurtado cuenta que esta fundación hoy es uno de los principales proveedores de viviendas de emergencia de la ONEMI, gracias a la rapidez en la respuesta frente a catástrofes imprevistas aprovechando la flexibilidad de la madera que, desde el punto de vista sísmico, presenta mayor estabilidad que otros materiales.

¿Cómo ha evolucionado la construcción en madera en Chile?

Es directamente proporcional al ingreso per cápita. Durante muchos años, las viviendas eran ligeras y de un estándar muy básico, pero el país empezó a evolucionar. Hoy pedimos buena aislación, eficiencia en consumo de energía, flexibilidad, baja mantención, terminaciones simples, pero de calidad. Eso ha hecho que la construcción en madera se pusiera a tono con lo requerido. Esto ha ido de la mano con la mejora de los estándares de la industria de la madera en Chile. La construcción en madera no está aislada del fenómeno de construcción en general: mientras más elementos prefabricados tenga será más rápida y económica.

¿Cuál ha sido el aporte de la Semana de la Madera?

La Semana de la Madera lleva doce años y en el concurso de Arquitectura han participado cerca de 2.500 estudiantes que durante un semestre hicieron un taller especializado que los sensibilizó y acercó a este material. Ese ha sido el gran aporte del concurso.

Hace 20 años no existían talleres fijos de arquitectura en madera, hoy se imparten en una veintena de universidades. Eso ha ido de la mano con seminarios y capacitaciones que ha hecho la misma CORMA. Los arquitectos funcionamos por imitación. La Semana de la Madera ha traído muy buenos arquitectos de todo el mundo. Estos alumnos van y conocen muy buenos proyectos y se entusiasman con ello. Chile es un país forestal y parece lógico que seamos expertos en construcción en madera, y así superar nuestra larga dependencia de la albañilería de ladrillo.

¿Qué mitos han logrado derribar en la Semana de la Madera?

Primero, que existe un enorme interés de parte de los estudiantes de arquitectura en desarrollar proyectos en madera, lo que derriba el mito que a los estudiantes solo les interesa diseñar en hormigón. Segundo. Al público sí le interesa conocer más y mejores proyectos en madera bien hechos que destaquen sus bondades y cautele sus debilidades. Tercero… una casa en madera paga un 60% menos de impuestos que una casa de hormigón. Cuarto, la madera bien tratada y protegida no tiene problemas con el fuego.

Otro fenómeno curioso es que los materiales sintéticos imitan a la madera: pisos fotolaminados que son pisos plásticos o ventanas de PVC. ¿Por qué imitan la madera? La madera al ser natural, nunca hay una superficie igual a otra. Eso nos produce un cierto embrujo. Espiritualmente, estamos vinculados con la piedra, la madera o cualquier material que tenga esa variación propia de los elementos naturales. Hoy los elementos de madera son cada vez más caros porque son más escasos, salvo cuando se trata de bosques renovables de rápido crecimiento.

¿Cuáles son los principales avances en Chile en la construcción en madera?

Ha aumentado su utilización en edificio de escala media como gimnasios, supermercados, centros comerciales, colegios y otros, con grandes luces estructurales entre 10 y 30 mts. donde la madera laminada es muy eficiente.

Por lo general, las vigas de madera se dejan a la vista lo que no ocurre con las de acero. El buen diseño en madera requiere del acero en herrajes y medios de unión. Los europeos del norte que construyen mucho en madera, han desarrollado elementos estandarizados para facilitar y simplificar la construcción en madera. Las tecnologías son relativamente conocidas, pero ha ayudado mucho la herrajería, es decir, cómo se une un palo con otro.

Antes había que mandar a hacer esto a una maestranza en un proceso tosco. Hoy, en general, se han universalizado el herraje y el buen diseño. Puedes acceder a estándares mucho mejores. Las condiciones de construcción son también mucho más simples. Los adhesivos ahora tardan entre cinco y diez minutos en secar. Eso antiguamente implicaba dos días de prensa.

¿Qué potencial tiene la construcción en madera en Chile?

El espacio para crecer es gigante. Las principales barreras son culturales y normativas. El material está, la disposición también. Pero hay cosas que van más allá. La normativa para edificios en altura es para el hormigón y si se usara la misma para la madera, el volumen de estructura del edificio sería muy grande. Los canadienses han hecho edificios de hasta 20 pisos y no le tienen susto al movimiento. Un edificio puede moverse más, pero es más seguro al ser de madera porque pesa casi un quinto menos que el hormigón. Es más flexible, se mueve, pero no se cae.

Publicado originalmente en CormaChile.cl