• AOA

Vivienda y Constitución



SEÑOR DIRECTOR Hace unos días, un grupo transversal de convencionales presentó la primera propuesta de norma constitucional. Nos alegra que esta se refiera a la vivienda. En esta propuesta se establece el derecho a una vivienda digna y a la participación ciudadana en los procesos de desarrollo que los afecten. Sin embargo, no se puede desconectar la vivienda del entorno urbano, por lo que este derecho solo podrá ser aplicable si también se manifiesta el derecho a una ciudad equitativa y justa. No solamente a criterios de sustentabilidad, seguridad y accesibilidad, sino que también garantizar el acceso a los mismos beneficios en todo el territorio de la ciudad, como áreas verdes y servicios públicos. En la propuesta, además de establecer el derecho a una vivienda digna, se asignan responsables para la evaluación técnica y su bajada a leyes, normas y regulaciones. Las futuras leyes y regulaciones deben contemplar la flexibilidad necesaria para modificarse si es necesario, de acuerdo a cambios demográficos, nuevas tecnologías, tendencias o situaciones emergentes, por ejemplo, la pandemia. Así también se tiene que considerar la correcta aplicación del diseño y el manejo apropiado de variables de desempeño de materiales, técnicas y tecnologías. En la arquitectura y construcción, la innovación y el desarrollo tecnológico avanzan más rápido que las normas y las leyes. Por ello, siempre será más fácil modificar o adaptar una norma que una Constitución, la que como ya sugiere esta primera propuesta, debe fijar derechos de manera amplia, evitando sobrescribir su texto con detalles que deben definirse en los marcos legales normales.

Mónica Álvarez de Oro

Presidenta Asociación de Oficinas de Arquitectos


Publicada en La Tercera