• AOA

Vicky Rojas Arquitecta: especialización interdisciplinaria


Apenas egresó como arquitecta de la Universidad de Chile, Victoria Rojas inició una carrera ascendente. Muy pronto se integró en el equipo de oficinas que trabajaban con grandes proyectos, como la de Jaime Benderky y Carlos Alberto Cruz. Sin embargo, Victoria, como otros profesionales de la época, fue víctima de la recesión económica que sacudió a Chile en la década de los ochenta.


Rápidamente, visualizó este episodio como una oportunidad de innovación. “Decidí que tenía que buscar nuevas áreas de trabajo. Además, de realizar ayudantías en el Taller de Arquitectura en la FAU en la Universidad de Chile, se presentó la oportunidad de participar en el suplemento de Vivienda y Decoración de El Mercurio, donde durante diez años escribí una columna con sugerencias e innovaciones llamada ‘Aquí Soluciones’”, recuerda. Este espacio, que la empujó a investigar sobre diferentes temas relacionados con la arquitectura, la construcción y la tecnología, también le permitió posicionar la marca personal que la acompaña hasta hoy: Vicky Rojas Arquitecta.


Estas ganas de constante aprendizaje la llevaron a inscribirse en el diplomado de Marketing Industrial y otras formaciones de la Universidad Adolfo Ibáñez, orientando su trabajo a la introducción de nuevos materiales y tecnologías en el mercado chileno. “Es así como, desde 1985 hasta hoy, he trabajado en la introducción del termopanel, paneles solares, sistema EIFS, uso de iluminación eficiente, Panel SIP, sistemas de aislación fibro celulosa y aislación con nanotecnología”, explica.


El nivel de especialización logrado por Victoria Rojas se ha traducido en una trayectoria de más de 25 años en el diseño y gestión de proyectos de impermeabilización y cubiertas vegetales, la que ha sido reconocida por el Colegio de Arquitectos cuando, en 2011, le otorgó el premio Fermín Vivaceta por su destacada labor en el ámbito de la tecnología aplicada en arquitectura.


En estas casi tres décadas de trabajo, la oficina de Victoria se ha dedicado a rellenar los que ella denomina como “grandes vacíos” del quehacer arquitectónico. En un primer momento, se dedicó a incidir en el área técnica de diferentes empresas de impermeabilizaciones y, tras confirmar la ausencia de experiencia específica, se embarcó en la gestión de proyectos de asesoría en este ámbito.


Cuando llegó el momento de formar equipo, Victoria tenía claro que había un gran requisito básico: la especialización en terreno. “La impermeabilización, ni menos las cubiertas vegetales, son materias que se estudien en universidades ni escuelas técnicas. Esto me motivó a formar a arquitectos jóvenes e innovadores que realmente comprendieran el valor arquitectónico de las obras de nuestros colegas y entregar soluciones a problemas tan frecuentes que perjudican a los proyectos, como la humedad y filtraciones”, sostiene.


Hoy, su oficina cuenta con un equipo de cinco arquitectos y un constructor civil orientado a las labores de terreno. El trabajo se organiza en las áreas de Proyectos y Asesorías e Inspección Técnica de Obras, lo que asegura una mejor retroalimentación de su cartera de iniciativas.


Victoria subraya que en su oficina intervienen diversas disciplinas, lo que les posibilita abordar cada proyecto como algo más que un desafío de especificación de sistemas o materiales de impermeabilización. El centro de su trabajo gravita en el ámbito de la investigación sobre el comportamiento del agua y su impacto real.


Esta mirada interdisciplinaria ha sido decisiva para la conformación de una amplia cartera de clientes, entre los que se encuentran inmobiliarias y edificios públicos y privados, así como también museos, hospitales, hoteles y obras comerciales e industriales. “Nuestro concepto es trabajar respetando la arquitectura original, sin intervenir ni cambiar el proyecto. El objetivo es que la obra quede totalmente estanca, bajo la idea de “cero agua”, que no tenga patologías ni perjuicios por esta causa. Es decir, somos un apoyo al arquitecto creador de la obra”, afirma.



Cambiar la mirada sobre la impermeabilización


Desde su mirada especialista, Victoria Rojas cree que Chile ha avanzado en la solidificación de una conciencia en torno a la calidad de vida y de una arquitectura orientada a responder los desafíos del medioambiente y la sustentabilidad. En ese sentido, parece ser que existe un interés creciente para informarse y conocer más sobre los problemas de humedad en las obras, aunque la arquitecta sostiene que todavía existen retos pendientes.


“La mayor debilidad está en el desconocimiento de que un proyecto de impermeabilización realmente puede ayudar a una mejor construcción, ahorro a mediano y largo plazo y a una mejor calidad de vida de sus habitantes”, advierte. Rojas está convencida de que es crucial que se tome conciencia que la impermeabilización es un tema que debe ser considerado de alta importancia: una posición indiferente puede provocar serios daños, costos y molestias.


En parte a esta necesidad de transformar las opiniones sobre su área de trabajo, Victoria Rojas decidió sumarse a AOA, de la que decidió formar parte durante el período de la pandemia. “No quería mantenerme alejada de la arquitectura y me incentiva ver los proyectos de mis colegas; aprecio y disfruto cada una de sus obras”, comenta.


Para Vicky Rojas y su oficina, AOA “es una excelente plataforma profesional que realiza diversos debates muy interesantes y de actualidad”, espacios en los que espera aportar con su conocimiento en tecnología.