• AOA

Permisos de edificación para viviendas bajan 44% en agosto y llegan a peor cifra desde 2010

Este año las direcciones de obras han aprobado 5,17 millones de m2 en iniciativas nuevas habitacionales


El Mercurio


La incertidumbre económica, la caída en las ventas, los altos costos de construcción y las trabas en tramitaciones de proyectos explican el resultado.


El sector inmobiliario está tramitando menos proyectos habitacionales en las direcciones de obras municipales ante la incertidumbre económica y la caída en la demanda de viviendas por la inflación y las restricciones crediticias. Esos factores explican, en parte, la fuerte disminución en los permisos de edificación aprobados este año. Pero también se debe a las 'demoras extraordinarias' en las tramitaciones de las iniciativas en esas entidades, afirman en el rubro. Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en agosto pasado, la superficie autorizada para obras de viviendas nuevas cayó 43,8% anual a 672.200 metros cuadrados. Ese retroceso –en 12 meses— fue el más fuerte para un octavo mes desde 2002. En los ocho primeros meses de 2022, en tanto, la superficie aprobada para viviendas llegó a 5,17 millones de metros cuadrados, una baja de 33,5% anual. Ese volumen fue el más débil desde 2010 para ese lapso. En esa fecha, las secuelas de la crisis financiera global y del terremoto en Chile mermaron las tramitaciones de permisos. La cantidad de viviendas autorizadas este año totaliza 62.595 unidades, un descenso de 36,1% si se compara con lo ocurrido al octavo mes de 2021. Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), afirma que son varios los factores que están influyendo en la disminución de los permisos de edificación. 'Desde luego una baja importante en las ventas, cercanas al 50%, influidas por varios factores, tales como aumento de la inflación, restricción crediticia, demoras extraordinarias en procesos aprobatorios de los permisos, inseguridad en la ocupación en el trabajo, las rentas personales y tributaria, entre las más relevantes', sostuvo. Yves Besançon, past president de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), comentó que además del factor político y el encarecimiento del crédito —para compradores y empresas—, que afectan al sector, 'las perspectivas de reducir los beneficios del DFL2, que se proponen en la reforma tributaria, son muy negativas para la construcción de nuevas viviendas, lo que también es un freno a nuevos proyectos'. Otra situación que está frenando la tramitación de proyectos es la anulación de permisos de proyectos 'emblemáticos', el alza de los costos de los materiales y de terrenos, indicó Mónica Álvarez de Oro, past president de la AOA. Javier Varleta, gerente de estudios geomarketing y territoriales en GfK, explicó que las inmobiliarias han comprado menos terrenos por la incertidumbre política y económica de este año, lo que se refleja en menos permisos tramitados. Pero en la industria también afirmaron que la caída en las obras aprobadas se debe a trabas en los trámites. 'Las tramitaciones de permisos se han vuelto muy complejas porque ya no solo intervienen las direcciones de obras, sino que se han sumado otros aspectos como los ambientales, tránsito y otros, además de nuevas normas como la Ley de Aportes al Espacio Público que hacen muchas veces inviables los proyectos', sostuvo Yves Besançon. Vicente Domínguez señaló que hay municipios que son ágiles en la revisión de las iniciativas, como Las Condes, pero otros no cumplen los plazos. En este último caso mencionó a Macul, como un caso que preocupa a la industria. Indicó que varias municipalidades dicen que no tienen los medios para tramitar las solicitudes, 'pero con la actual baja de presentación de proyectos no debería existir ese problema. Entonces es un tema estructural', estimó. Javier Varleta comentó que siguen saliendo proyectos nuevos a la venta que cuentan con permisos antiguos. De todos modos, en el sector aseguraron que en el mediano plazo se producirá una merma en la oferta de viviendas, lo que impactará negativamente en la reducción del déficit habitacional. En el rubro estimaron que para la recuperación de los permisos, la industria necesita ver una mejoría en los indicadores clave de la economía, pero también decisiones de la autoridad para agilizar las aprobaciones de las inversiones.


Por Marco Gutiérrez V. -


Información complementaria Programa Señales Económicas en Radio Bio-Bio