• AOA

Opinión – Patrimonio destruido

Los acontecimientos que han perturbado el normal desarrollo de las actividades del país nos hacen ver con preocupación el silencio de nuestra institucionalidad y legislación vigente respecto de la destrucción de nuestros bienes patrimoniales. Es esencial poder actuar ahora, tanto para evaluar daños a edificios patrimoniales, zonas típicas y monumentos, que tanto ha costado construir y mantener, así como para poder actuar rápidamente para iniciar acciones concretas para su restitución y reparación.

La nueva ley de patrimonio, actualmente en tramitación en el Congreso Nacional, contiene en su articulado varias herramientas que habrían sido muy útiles en estos amargos momentos. El catastro de los bienes patrimoniales, los incentivos para su reconstrucción o reparación, la flexibilidad normativa para realizar los cambios necesarios y realistas que permitan adecuarse a los tiempos de hoy, junto a otros artículos, nos llevan a reflexionar acerca de la importancia de sacar adelante la nueva ley en trámite presentada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y al mismo tiempo sensibilizar a nuestros congresistas en estas materias. Un país, un pueblo y personas que no cuidan ni respetan su patrimonio, son países, pueblos y personas que reniegan de su historia y de su cultura. Aprovechemos esta oportunidad para avanzar en la modernización de la institucionalidad vigente y así tener una nueva ley de patrimonio ahora.



Yves Besançon, past president AOA.

Lee la carta al director publicada en El Mercurio.