• AOA

Nuevo Museo

SEÑOR DIRECTOR:


En relación a las inquietudes de algunos vecinos sobre el proyecto para construir un Museo de Arte en el Parque Bicentenario, es necesario hacer algunas precisiones.


La primera es que estamos frente a un tema de planificación urbana que afecta a la ciudad en su conjunto y que, siendo importante la visión de los vecinos cercanos, involucra a todos los “conciudadanos”.


Es así como, si bien está ubicado en la comuna de Vitacura, se trata de un Parque Intercomunal, planificado como tal en el Plan Regulador Metropolitano de 1994, manteniendo lo ya formulado en el anterior de 1960, como parte del concepto “Parque Río Mapocho” que cubre todo su borde urbano.


Una segunda idea es que el terreno donde se ubica el actual parque estaba “destinado” a ese fin por los citados planes, desde mucho antes que existiera como un terreno delimitado.


El tema fue enfrentado como política pública a fines de los noventa, dando lugar a una normativa que incentivara la construcción de áreas verdes allí donde lo disponía el planificador, sin que ello dependiera solamente de fondos del Estado, ocupando una porción acotada del terreno a cambio de desarrollar el parque, tal como definió el plan maestro de este parque antes de que se construyera como tal.


En relación al proyecto del museo, se puede constatar que los requisitos medioambientales y la preocupación por las externalidades, incluidos los efectos viales, han estado presentes desde su inicio. Asimismo, que la obra sea el resultado de un concurso de arquitectura, de tan altas exigencias como amplia convocatoria, expresa claramente las intenciones de calidad y trascendencia que subyacen.


Finalmente, un museo de arte como el proyectado, abierto a todo público y entregado en su totalidad como donación, no puede ser apreciado sino como un magnífico regalo para la ciudad, incluso para el país.


Mónica Álvarez de Oro Salinas,

Presidenta Asociación de Oficinas de Arquitectos.

La Tercera