• AOA

Hace 480 años

Señor Director: A 480 años de su fundación, el 12 de febrero de 1541, Santiago, hoy con más de ocho millones de habitantes, celebra en medio de turbulentos actos que no permiten la convivencia pacífica de sus ciudadanos. Ese 12 de febrero a los pies del cerro Santa Lucía, bautizado así por el fundador de la ciudad, Pedro de Valdivia, y protegido por los dos brazos del río Mapocho, nació un villorrio que a los pocos años fue arrasado y quemado por el cacique Michimalonco. Eran tiempos de guerra y de conquista. Muy pronto, el aguerrido cacique conviviría con los españoles en alianza yen paz. Hoy, 980 años después, no son tiempos de guerra ni de conquista, pero la ciudad sin duda está bajo la amenaza permanente de vándalos y delincuentes que se toman las calles y espacios públicos, impidiendo la libre circulación de las personas, atemorizando a sus vecinos y quemando edificios que son patrimonio de todos. Su fundación fue tormentosa y el acta del día de su fundación fue destruida y quemada. El incipiente Santiago hubo de ser reconstruido y el llamado libro Becerro —consumido por las llamas en esa ocasión— hubo de ser reescrito. Esperemos no tener que seguir reconstruyendo edificios y pequeños comercios, protegiéndolos del vandalismo que destruye todo sin causa, al contrario del líder indígena, que defendía su territorio del conquistador. Eran tiempos de guerra y hoy, a casi medio siglo de su fundación, debieran ser tiempos de democracia y de paz.


Yves Besançon Prats

Past president de la Asociación de Oficinas De Arquitectos (AOA)

La segunda