• AOA

Centro de Santiago

SEÑOR DIRECTOR

La posibilidad de que Carabineros traslade el monumento "Gloria y Victoria", tal como sucedió con la estatua del general Baquedano hace unos días, es una muestra más de la urgencia que requiere el rescate de nuestra capital, que ha perdido su alma urbana y a la que hemos abandonado a la suerte de los vándalos. Hoy, nuestro centro es casi un difunto: una ciudad que fundó Pedro de Valdivia hace 480 años, que hemos construido en casi cinco siglos y que hoy está tapiado, rayado y destruido. El silencio es cobarde, pero también violento. Hay que levantar la voz, de una vez por todas, y congregar a los profesionales y las autoridades en una acción efectiva que permita proteger una ciudad que está siendo vandalizada y abandonada. Me parece grave la pasividad con que muchos no hemos condenado y evitado esta crónica de una muerte anunciada para nuestro querido Santiago. Mientras en la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), trabajamos intensamente por mejores ciudades y más espacios públicos, minorías violentas destruyen y queman. Seguiremos adelante porque nadie nos va a detener en recuperar una ciudad digna para todos, una ciudad abierta y democrática, una ciudad inclusiva y bella. Será un renacer a la vida de esta ciudad que se nos muere entre los brazos y entre nuestros brazos volverá a ser un espacio vivo para los que aquí nacimos e inmortal para las generaciones futuras.


Yves Besançon, Past president Mónica Álvarez de Oro Presidenta Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA)

Medio La Tercera