• AOA

Núcleo Ochagavía recibe placa PAU

Recientemente se realizó la ceremonia de postura de placa del Premio Aporte Urbano a Núcleo Ochagavía, proyecto ganador del PAU 2015 en la categoría Mejor Proyecto Inmobiliario de Regeneración o Rehabilitación Urbana, actividad que tiene el objetivo de destacar y poner en valor el aporte de los 25 proyectos públicos y privados que han ganado el PAU a nivel nacional, en sus seis años de trayectoria.

Núcleo Ochagavía es un centro logístico y empresarial multiformato proyectado en lo que fuera el antiguo Hospital Ochagavía, ubicado en el corazón de la comuna de Pedro Aguirre Cerda. Desarrollado en conjunto por Inmobiliaria Red Megacentro, la Constructora EBCO, Sabbagh Arquitectos y Bastías Cardemil Arquitectos, con la colaboración de la Fundación Urbanismo Social, este proyecto tomó como base una estructura abandonada por décadas, haciéndose cargo del rol simbólico que el edificio tenía para la comuna y sus habitantes.


A la ceremonia de postura de placa asistieron Rogelio Acuña, director de Obras de Pedro Aguirre Cerda; Mónica Álvarez de Oro, presidenta de la Asociación de Oficinas de Arquitectos; Fernando Marín, director del Colegio de Arquitectos; Juan Armando Vicuña, vicepresidente de la Cámara Chilena de la Construcción; Luis Marín, dirigente social de la Mesa de Trabajo Social del Proyecto; Juan Sabbagh, director de Sabbagh Arquitectos y Premio Nacional de Arquitectura 2002; Gustavo Swett, director de Red Megacentro; Cristóbal Prado, director del PAU y representantes de la comunidad que han sido beneficiados con este proyecto.


Cabe destacar que para el desarrollo de este proyecto se realizó un inédito y exitoso proceso de participación ciudadana, el que jugó un rol fundamental y lo convirtió en un espacio valorado por los vecinos del sector.


Junto con la renovación del edificio, Núcleo Ochagavía consideró usos urbanos de servicio de aporte a la comunidad, como un bulevar comercial y casino público, servicios públicos como el Registro Civil, notaría y sala de cultura en convenio con la Municipalidad. Además, contempló un importante aporte en el mejoramiento de veredas y calles aledañas, así como también, la construcción de una plaza pública para la comunidad, con instalaciones y diseño de alto estándar.


El PAU busca reconocer, destacar e incentivar aquellos proyectos que constituyen un aporte a la calidad de vida y el entorno de las ciudades chilenas, relevando el trabajo de los equipos profesionales y compañías que se desempeñan en él: constructoras, arquitectos, calculistas, paisajistas, entre otros.


Las postulaciones al PAU 2020 están abiertas hasta el martes 20 de octubre. Las categorías a premiar en esta sexta versión son: Mejor Proyecto Inmobiliario de Densificación Equilibrada; Mejor proyecto de Integración Social; Mejor proyecto de Equipamiento o Edificio de Uso Mixto; Mejor Proyecto de Espacio de Uso Público y Mejor Proyecto de Innovación Social Urbana.


Más información en www.premioaporteurbano.cl


Ficha del Proyecto

Categoría: Mejor Proyecto Inmobiliario de Regeneración o Rehabilitación Urbana

Nombre Proyecto: Núcleo Ochagavía

Ciudad : Santiago

Inmobiliaria: RED MEGACENTRO

Constructora: EBCO

Arquitecto: Sabbagh arquitectos

Permiso Edificación: Reconstitución 27.02.2013

Usos: MIXTO: Equipamiento Salud, Servicios (oficina y comercio) y Almacenaje inofensivo.

Superficie Interior: 82.880 m2

Superficie Exterior: 23.600,72 m2


Memoria

Núcleo Ochagavía, es un Centro Logístico y Empresarial multiformato proyectado en lo que fuera el antiguo Hospital Ochagavía, ubicado en el corazón de la comuna de Pedro Aguirre Cerda de la ciudad de Santiago.


Se trata de un centro de negocios integrado de múltiples destinos y con una amplia gama de servicios de apoyo: logística, almacenaje, oficinas, salas de exhibición, salas de reunión, centro de salud, equipamiento y comercio.


La propuesta toma como base de proyecto el reciclaje de la abandonada estructura y el hacerse cargo del rol simbólico del edificio para la comuna, doloroso testimonio de esperanzas y promesas no cumplidas. Como principio fundacional, condición de proyecto y parte del modelo de negocios, además de ser funcional al motivo del encargo éste debía considerar como base de proyecto la carga emocional de los vecinos y la adecuada inserción urbana en un entorno fuertemente afectado por la enorme estructura. Esto se materializó a través de un inédito y exitoso proceso de participación ciudadana con notables resultados.


La arquitectura propuso hacerse cargo de la infraestructura del antiguo Hospital adecuándola al nuevo uso sin alterar su estructura, funcionalidad y expresión formal; rescatando y preservando la historia, memoria e identidad del sector.


La obra constituye el registro de una época materializándose en un patrimonio construido por la relevante expectativa de los vecinos. El nuevo proyecto sustenta su propuesta en el rescate y reconocimiento de los conceptos de diseño propios de la arquitectura de los ´60, en que sus paradigmas son el modelo Placa y Torre, la separación de funciones, las circulaciones y áreas de servicio expuestas como recurso expresivo y ordenador en fachadas.


Junto con la renovación del edificio, considera el incorporar usos urbanos de servicio de aporte a la comunidad, como un bulevar comercial y casino público, servicios públicos como el Registro Civil, Notaría y Sala de Cultura en convenio con la Municipalidad.


Considera un importante aporte en el mejoramiento de veredas y calles aledañas así como la construcción de una plaza pública para la comunidad por Avenida La Marina, con instalaciones y diseño de alto estándar. Así mismo, se trabaja con la autoridad en un plan maestro de veredas y áreas verdes para la comuna como plan de mejoramiento del espacio público.


La intervención conserva el orden funcional y volumetrías originales, se centra en la recuperación de los espacios y estructuras en que la inclusión de los nuevos programas respeta el orden espacial original.


La imagen final del conjunto, es una propuesta contemporánea sobrepuesta sobre los valores de la arquitectura original, reconociendo los órdenes existentes e incorporando un nuevo lenguaje a las fachadas a través de revestimientos, envolventes y celosías de acero que tamizan el edificio en una nueva imagen que aportará una renovada estética al sector.