• AOA

MURALES HECHOS POR NIÑOS Y MEGAPROYECTOS FOTOGRÁFICOS: LAS NOVEDADES QUE TRAE METROARTE EN LA L3

Son al menos tres los proyectos que la empresa estatal pretende inaugurar en 2019, dos de los cuales fueron elegidos por concurso, además de tres nuevos dioramas que representarán pasajes de la historia de Chile.

Fue en 1986 cuando el artista Rodolfo Gutiérrez, más conocido como Zerreitug —su apellido escrito al revés— fabricó por primera vez un diorama para Metro de Santiago. Artista autodidacta, es el único chileno que se dedica modelar estas pequeñas maquetas que representan pasajes de la historia de Chile.


Hizo el terminal de tranvías eléctricos para Tobalaba y la Iglesia de San Francisco para la estación U. de Chile. Hoy Zerreitug prepara tres nuevas representaciones que arribarán a la recién inaugurada Línea 3: una en Los Libertadores, otra en Plaza Chacabuco y la última en Ñuñoa. Es parte del repertorio artístico que vestirá las estaciones de la más reciente adquisición de la red subterránea.


«Por más de 25 años, Metro ha promovido el arte público instalando obras de diferentes estilos en sus estaciones», explica Javier Pinto director de la Corporación MetroArte. «Nos estusiasma seguir trabajando en esa línea, aprovechando los nuevos espacios y muros disponibles para mejorar la experiencia de viaje de nuestros pasajeros a través de la cultura».

Se trata, a su juicio, de una oportunidad para ambas partes: pasajeros y artistas. «Es una vitrina importante», afirma. Por eso es que el objetivo se la empresa estatal es inaugurar al menos tres obras de arte que se instalarán de forma permanente en las estaciones de la nueva línea.


Serán tres instalaciones artísticas de gran formato que se emplazarán en Parque Almagro, Fernando Castillo Velasco y Plaza de Armas. El objetivo, según la estatal, es «convertir a Metro en una galería».


Parque Almagro

Los planes para Parque Almagro giran alrededor de un gran mural participativo, en cuya construcción participa la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Paisaje de la Universidad Central. La obra mostrará aspectos representativos del barrio en donde se emplaza la estación y la casa de estudios.

El diseño que se trabaja fue escogido por los vecinos del sector, quienes votaron por su opción favorita de tres propuestas iniciales, que fueron en su momento preseleccionadas por un jurado.


Representados en el dibujo se puede apreciar el comercio de la zona, a movimientos político-sociales y algunas expresiones culturales del barrio. La obra en sí tendrá una superficie de 39 metros de largo y 4.80 metros de ancho, e irá en el primer nivel de la estación.


Fernando Castillo Velasco

Son 120 niños y niñas de las escuelas Básica Palestina y de la Discapacidad de La Reina quienes trabajan codo a codo con el artista Alejandro Delgado para elaborar la obra que vestirá la estación Fernando Castillo Velasco.


Se trata de un mural de 182 metros cuadrados, que busca representar la ciudad vista desde la perspectiva de la infancia. Con un fondo amarillo y trazados hechos con marcador, se pueden identificar autobuses, vehículos, edificios, soles con rostro y hasta extraterrestres subiendo por la cordillera.

Al igual que en Parque Almagro, el diseño fue escogido a través de un concurso, que se posicionó como el más participativo en la historia de Metro: 114 inscripciones, 23 proyectos acogidos por la Asociación de Oficinas de Arquitectura y cuatro finalistas. La obra de Delgado fue elegida de manera unánime.


Plaza de Armas

Con un nombre similar, pero esencialmente distinto, «Plaza de Almas» es el nombre del proyecto que se instalará en la estación que combina con la Línea 5, y que en lugar de estar fabricado con pintura será protagonizado por la fotografía.


La obra busca mostrar la Plaza de Armas como «el punto de inicio desde donde se expande la ciudad y se desarrolla la vida política, social y cultural», explica Metro. A cargo del colectivo Lúzidos, el proyecto fotográfico será el MetroArte más grande de la nueva línea.


Son de cinco grandes paneles que incluirán centenares de imágenes de la arquitectura y el entorno de Plaza de Armas, además de retratos de transeúntes y personajes ícono de la zona cero de Santiago.

Lee la nota publicada en Emol.com.