• AOA

Línea 7 del Metro

Señor Director: Nuevamente nos vemos sometidos al síndrome de los cuatro años. Las políticas públicas en el mundo civilizado son políticas de Estado que no dependen de los vaivenes ideológicos, de las coyunturas políticas o de las autoridades de turno. El Metro de Santiago es una empresa que se funda en el principio de entregar un servicio más eficiente y en la inversión en una obra pública que debe considerar el buen uso de los fondos del Estado para una mejor calidad de transporte y una mejor rentabilidad social. El proyecto de la Línea 7 del Metro, en plena ejecución desde hace años, partió en el gobierno de Michelle Bachelet en 2017. Hoy, transcurridos cuatro años de estudios de ingeniería responsables y con un proyecto de gran rentabilidad social que reduce los tiempos de viaje de ciudadanos de comunas populares en un 50%, no es aceptable que autoridades recién llegadas se opongan a la ejecución de una obra que la Región Metropolitana espera se materialice sin más demoras ni trabas. El síndrome de los cuatro años en los gobiernos regionales, comunales y presidenciales tiene a nuestro país sumido en la inmediatez y el populismo, ignorando políticas públicas de largo plazo y proyectos que favorezcan a las comunidades, como debería ser, sin cálculos electorales o beneficios personales. Los proyectos del Metro de Santiago se entienden como políticas de Estado y estos deberían estar por sobre el síndrome de los cuatro años.

Yves Besançon Prats

Pastpresident Asociación de Oficinas de Arquitectos, AOA


Publicada en el Mercurio