• AOA

José Ramón Ugarte: “Los desafíos que vienen son enormes y muchos de ellos nos afectan directamente”


José Ramón Ugarte, Arquitecto de la Pontificia Universidad Católica, integrante de una familia con amplia trayectoria en el rubro, socio en Ugarte Arquitectos, ex presidente del Colegio de Arquitectos y actual vicepresidente de la AOA nos comparte sus impresiones del trabajo realizado en estos años, ya cercano al recambio en el Directorio.


Destaca la mayor participación que tuvo el gremio en temas relacionados con la nueva constitución y el desafío que tienen por delante para lograr que la participación de la AOA tenga una real “incidencia” en el resultado de políticas públicas.


¿Qué balance hace de su periodo como vicepresidente en cuanto a logros e hitos?

En primer lugar señalar que fue un privilegio participar nuevamente en el Directorio de la Asociación. El trabajo fue especialmente intenso en el ámbito normativo, dada la cada vez más deteriorada situación sobre los permisos de construcción y también en materia de desarrollo urbano.

A ello se sumó nuestra participación en el proceso de la nueva Constitución, en el que hemos entregado propuestas y contenidos a la Convención Constitucional, precedidos por un ciclo de Diálogos Constitucionales AOA, que permitió exponer la cercanía que existe entre la constitución y los arquitectos, y la necesidad de incorporar algunos aspectos básicos como reconocer a las ciudades y pueblos como entidades.


¿Cuánto considera que avanzó y creció la AOA, como gremio, en el tiempo que usted se desempeñó como vicepresidente?

Sin duda se avanzó en varios frentes, partiendo por haber sido capaces de sortear los difíciles momentos producto de la pandemia y antes por el debilitamiento institucional que significó el llamado estallido social, cuyas consecuencias han cambiado el panorama político del país en mayor grado que cualquier pronóstico previo.

La actividad gremial se desarrolló con fuerza en todos los ámbitos, sobre la base de los Comités liderados por los Directores.

Al mismo tiempo se reforzó la presencia de la AOA en los medios de prensa, en la relación con los Ministerios afines y en menor medida con el Congreso, presencia que, sin embargo, no ha sido suficiente para lograr incidir en las decisiones y políticas públicas que nos importan. A mi juicio allí hay una deuda de los Directorios.


¿Qué proyectos e iniciativas puede destacar del Comité Normativo, que lideró?

Partiendo por el reforzamiento del Comité, con la incorporación de una destacada asesora como Marcela Rivas y la entrega periódica de informes normativos por parte de Carmen Paz Cruz. Sumado a la experiencia en el ámbito público tanto mía como de Marisol Rojas la Asociación contó en este período con una base de conocimiento que permitió formular numerosas propuestas normativas, con sus correspondientes fundamentos.

Por lo mismo debo expresar una cierta frustración por no haber tenido los resultados esperados, en cuanto a lograr que las propuestas se convirtieran en decretos y artículos de leyes.


¿Qué desafíos vislumbra para los directores que comienzan su periodo este 2022 y para la AOA en general?

A mi juicio el mayor desafío es convertir la mera “presencia” o “participación” de la AOA en los ámbitos de políticas públicas en una real “incidencia” en los resultados de estas. Lograr que los Directores y por cierto los asociados tomen conciencia respecto de nuestro papel en la formulación de políticas y normativas que nos atañen directamente como arquitectos y urbanistas, rompiendo la comodidad de pensar que “alguien” lo hará por nosotros.


¿Cuáles son sus planes futuros en relación a la AOA?

Seguir participando en el Comité de Normas y en la tarea de lograr un mayor involucramiento de los asociados y también de la directiva en materia de políticas públicas. Son enormes los desafíos que vienen y muchos de ellos nos afectan directamente, sobre los que no podemos seguir siendo solo opinantes.