• AOA

Ignacio Hernández: “Hay que densificar zonas donde haya fuentes laborales, servicios y conectividad”



“El principal problema que tenemos hoy en el desarrollo de las ciudades es de gobernanza, cómo nos organizamos para hacerlas mejores. De alguna manera, ello es espejo también de lo que pasa hoy en nuestra sociedad polarizada, con mucha ideología, antagonismo, recelos, en circunstancias que las buenas urbes se construyen con unión y comunión de todos los actores: políticos, empresariales, técnicos y comunidades”. Así lo señaló el past president de la Asociación de Oficinas de Arquitectos, Ignacio Hernández, en el marco del seminario “Hablemos en Pauta: tendencias y estilo de vida post pandemia”, organizado por Exxacon y Pauta.


En el encuentro, el también presidente de Archiplan y Exxacon abordó la segregación social y la inequidad territorial como problemas en la conformación de las ciudades, injusticias que, a su juicio, deberían compensarse con más bienes de uso público de calidad que permitieran hacer la diferencia en sectores con menor acceso.

“Es necesario revitalizar los barrios, mejorar el acceso a la vivienda y elevar el transporte público, considerando que los desplazamientos se producen principalmente por educación y trabajo. Ahí la respuesta es densificar aquellas zonas donde ya hay fuentes laborales, equipamiento de servicios y conectividad”, sostuvo Hernández. Según añadió, en el último tiempo el desarrollo se ha abocado a ampliar el acceso a la vivienda, pero hay una deuda con la conformación de vecindarios.

Sobre la migración desde grandes ciudades a intermedias, para el past president AOA es muy pronto aún para establecer una tendencia a mediano y largo plazo. “Creo que hay una reacción inmediata post pandemia, pero a mediano y largo plazo visualizo que la ciudad seguirá siendo el anhelo, con el atractivo de más oportunidades de empleo, salud, entretención y cultura”, señaló, añadiendo que sí habrá reconocimiento a aquellas urbes con identidad, como es el caso de Valdivia, que se ha transformado en un polo de desarrollo científico y educacional.

“Hablemos en Pauta: tendencias y estilo de vida post pandemia”, abordó las lecciones y beneficios que el Covid-19 deja para la vida diaria y contó con la participación del arquitecto y urbanista Iván Poduje; la arquitecta y master of Arts, Magdalena Sabbagh, y la fundadora y directora creativa de Anna Design, Ana María Undurraga. Comentaron Nicole Solé, socia y gerente general de Exxacon, e Ignacio Hernández.

Perspectivas de valor

En su presentación, el arquitecto y urbanista Iván Poduje comenzó con una panorámica de la destrucción de la ciudad producto del estallido social, contrastando luego con las zonas más afectadas por la pandemia, con problemas de hacinamiento y falta de espacios de ocio.

“Necesitamos reducir el déficit de viviendas y el hacinamiento, con proyectos habitacionales donde la naturaleza esté inmersa -porque el esparcimiento es fundamental-, con barrios que sean capaces de combinar una densidad equilibrada. Además, tenemos que concretar nuestra red de parques y espacios públicos”, señaló, añadiendo que los sitios eriazos, que en la Región Metropolitana son más de 3.000, son una oportunidad.

Además de compartir buenos ejemplos de desarrollos, como la Villa Frei y el Parque de la Familia, Poduje sostuvo que en el último tiempo, Chile ha vivido golpes durísimos para la salud, la paz social y el patrimonio: “Pienso que la élite está knock out, desconectada, asustada y tiene una visión futurista que tenemos que aterrizar, porque esa mirada está obstruyendo prioridades y urgencias sociales como el hacinamiento en la vivienda y en los espacios públicos, que tenemos que reducir aprovechando terrenos baldíos para construir nuevos barrios, una densidad equilibrada, con áreas verdes y nuevos paisajes en zonas deterioradas”.

Por su parte, Magdalena Sabbagh reflexionó en la importancia que ha tomado la naturaleza con el devenir de la crisis, comentando sus efectos positivos en la salud física y mental, ayudando a reducir la sensación de incertidumbre y estrés propia de la pandemia. También abordó cómo los espacios verdes bien planificados y cuidados suman valor a las viviendas, reducen los ruidos, proveen sombra y protegen del calor. Finalmente, se refirió a áreas verdes en jardines, balcones y espacios pequeños, entregando consejos prácticos para optimizarlas y aprovecharlas.

En tanto, Ana María Undurraga explicó cómo en momentos en que se pasa más tiempo en el hogar, se le da más valor y cómo el diseño es una herramienta que provee bienestar. Comentó la forma en que los proyectos deben dar cabida al encuentro, al ocio y ahora también al trabajo, recorriendo las distintas áreas de la vivienda para comentar la forma en que el diseño, el mobiliario, los materiales, colores e iluminación, hacen posible construir atmósferas confortables.

Para concluir, Nicole Solé reflexionó sobre el desarrollo inmobiliario post pandemia, destacando que debe analizarse a distintas escalas, con conectividad y equipamiento de calidad, con proyectos en relación con el barrio, emplazados en terrenos que permitan sacar el mayor provecho a la zona, generando instancias de calidad, ojalá de uso mixto. Respecto a las viviendas, indicó que la pandemia nos ha hecho dar cuenta de que es posible vivir de forma más simple, donde lo que importa es entablar relaciones y profundizar lazos, lo que debe darse en un ecosistema acorde.