• AOA

Futuro Museo Regional de Ñuble ya cuenta con anteproyecto para su diseño

La propuesta liderada por el arquitecto Cristóbal Tirado, que considera la reutilización de las ruinas de las ex bodegas de la Estación de Ferrocarriles de Chillán, resultó ganadora del concurso de anteproyectos de arquitectura destinado a habilitar esta infraestructura cultural.

El futuro Museo Regional de Ñuble ya cuenta con una definición de lo que será su fisonomía y organización espacial. La propuesta, encabezada por el arquitecto Cristóbal Tirado, fue la ganadora del concurso de anteproyectos, organizado por la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, bajo mandato del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Esta convocatoria surgió con el propósito de habilitar una infraestructura de cerca de 6 mil metros cuadrados en las ruinas de las ex bodegas de la Estación de Ferrocarriles de Chillán.

“El Museo Regional de Ñuble es un proyecto que nace tras la creación de la región y, por lo mismo, representa un hito inédito para un territorio que no cuenta con antecedentes previos de un museo de estas características”, dijo la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, quien destacó el desafío que esto presenta. “No se trata sólo de construir las paredes que sostendrán esta gran e importante infraestructura cultural y patrimonial de la región; se trata de construir, también, el guión de la historia que este espacio contará”, dijo.

La Secretaria de Estado valoró, además, la recuperación y puesta en valor de las antiguas bodegas de la ex maestranza de ferrocarriles. “Este proyecto permitirá darle vida a este espacio emblemático para la ciudad y, a su vez, iniciar aquí un nuevo hito urbano para Chillán”.

El proyecto ganador, que se impuso entre 25 trabajos presentados, fue escogido por rescatar la totalidad del espacio de las cuatro bodegas ferroviarias para el uso museográfico, y proponer un nuevo edificio de cinco pisos donde se ubicarán las oficinas y el área técnica del museo. De esta manera, a la horizontalidad constructiva ya existente se agrega un elemento vertical, que poseerá un mirador que permitirá una visión tanto del museo como del Parque Ultraestación y de la ciudad de Chillán.

Asimismo, en su interior contará con unas pasarelas elevadas que posibilitarán opciones de recorrido y distintos ángulos de visión del material que se exponga.

El Director Nacional de Arquitectura y presidente del jurado, Raúl Irarrázabal, destacó la calidad de las propuestas presentadas e hizo hincapié en que el proyecto seleccionado “es una propuesta radical, en el sentido de su austeridad, y por generar un nuevo elemento que respeta a los galpones originales y eleva al museo, generando una nueva visión urbana. Desde una mirada de lo que queremos impulsar en la edificación pública, es una propuesta simple, que no tendrá elementos que dificulten su operación ni mantenimiento y que cumplirá de manera eficiente su propósito como lugar que concentrará la cultura regional”.

El ganador del concurso se adjudicó la realización de la consultoría destinada a desarrollar el diseño definitivo de la iniciativa, consistente en un contrato de 428 millones de pesos. Esto incluye el premio de 25 millones de pesos, que se otorga al primer lugar y que será supervisado por la Dirección de Arquitectura del MOP, con un plazo de ejecución de 16 meses. Además de Cristóbal Tirado, componen el equipo los arquitectos Alberto Moletto y José Espinoza, y el ingeniero civil Carlos Perretta. Se proyecta que durante 2023 se gestionará el financiamiento y licitación de las obras, con miras a que éstas se inicien durante 2024.

El segundo premio del concurso de anteproyectos fue otorgado al trabajo presentado por el arquitecto Tomás Tironi Roddó, quien recibirá un reconocimiento de 10 millones de pesos, mientras que el tercer premio lo obtuvo la propuesta del arquitecto Alfredo Massmann, que se hizo merecedor de 5 millones de pesos. Además, se reconoció con menciones honrosas a los diseños entregados por Rodrigo Valenzuela Jerez y Rodrigo Pérez de Arce, quienes tendrán un reconocimiento de 3 millones de pesos.

Junto con aportar a la identidad y al patrimonio regional, el futuro Museo Regional de Ñuble tiene como objetivo contribuir a la renovación urbana de Chillán y, en particular, del sector de Ultraestación, cuyas edificaciones industriales, propias de la arquitectura moderna, son representativas de la reconstrucción de la ciudad tras el terremoto de 1939. De hecho, el museo será el eje e infraestructura principal del futuro Parque Intercomunal Ultraestación, actualmente en etapa de diseño por parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Con una superficie total de 5.827 metros cuadrados, el proyecto del Museo Regional de Ñuble contempla la habilitación de áreas de acceso al público, como salas de exposición permanente e itinerantes, hall de acceso, auditorio, tienda y cafetería, talleres, además de áreas de acceso restringido, como depósitos de colección permanente e itinerante, laboratorios, oficinas administrativas, entre otros.

El jurado del concurso fue presidido por Raúl Irarrázabal, Director Nacional de Arquitectura, y estuvo integrado por Carlos Maillet, Director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural; Celso Monsalve, representante del Colegio de Arquitectos; un representante de los concursantes; y por cuatro representantes de la Dirección de Arquitectura del MOP. En calidad de asesores del jurado participan el Subsecretario de Patrimonio Cultural; un Asesor Técnico Servicio Nacional del Patrimonio Cultural; un Asesor Urbano; un experto local; la Seremi de las Culturas y el Seremi Minvu; y un representante de la Asociación de Oficinas de Arquitectura (AOA).


Fuente: Servicio Nacional del Patrimonio Cultural