• AOA

Estudio 360: enfocados en la restauración y conservación regional


Estudio 360, la oficina de Beatriz Valenzuela Van Treek, arquitecta de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, con cuatro postgrados en materias de planificación urbana y proyectos de desarrollo nacionales e internacionales en el extranjero, se unió recientemente a la AOA. Su principal objetivo es aportar desde el sector privado a proyectos de desarrollo para las comunidades, principalmente de la región de O´Higgins.


La oficina está compuesta por profesionales colaboradores internos y externos como los arquitectos Marcelo Montenegro, Amanda Valenzuela, Rosario Gómez, Mauricio Fonseca, Felipe Pavez, Carolina Solar, Roberto Martínez, Cristóbal Riffo, Francisco Schiapacasse y Camila Cornejo, las asistentes sociales Patricia Orellana y Maria José Gonzalez, y el abogado Rodrigo Dintrans, quienes trabajan para lograr el objetivo de ayudar en las zonas afectadas por catástrofes, rescatar el patrimonio y desarrollar proyectos de rehabilitación de conjuntos arquitectónicos ecoeficientes.


Aquí su líder nos comenta sobre sus orígenes, motivaciones, proyección y trabajos destacados.


Cuéntanos un poco de tu trayectoria como arquitecto

Además de mi formación académica antes descrita, viví en Copenhaguen y en Madrid, realizando Magíster y cursos de Doctorado en la Escuela de Arquitectura de la Politécnica de Madrid.


Tengo experiencia internacional en diseños de planes habitacionales para grupos de familias afectadas por catástrofes naturales. Trabajé en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe colaborando en realización de Magister Internacional en Infraestructura urbana verde, así como en la elaboración de una Guía de Ecoeficiencia Urbana para América Latina y Asia.


Fuí Secretaria Regional Ministerial de la región de O´Higgins durante 6 años en las carteras de Vivienda y Obras Públicas, una experiencia muy satisfactoria.


¿Cuál es la historia de su oficina?

Estudio 360 es una oficina de Arquitectura y Patrimonio creada en el año 2008, pero su mayor compromiso fue para el terremoto del año 2010. No podíamos restarnos en ir en ayuda a tanta comunidad damnificada por la catástrofe que vivimos. Nos dedicamos a la reconstrucción patrimonial y la construcción de villas para familias que lo perdieron todo.


Comencé la oficina de a poco, con alianzas externas de arquitectos y ante la avalancha de encargos y necesidad de involucrarnos para ayudar en las zonas afectadas por el sismo, armamos equipos transversales de profesionales para ir en ayuda. La región de O´Higgins tiene 2 grandes problemas, entre otros: el abandono del Patrimonio Histórico y la contaminación producto de la mala calidad habitacional del stock de residencias existentes. Esto último conduce a que las personas, lamentablemente, usen combustibles para calefaccionar sus viviendas contaminantes, como lo es el uso de la leña. En estas dos áreas hemos enfocado el trabajo de la oficina de Arquitectura y Patrimonio: en colaborar para la recuperación del patrimonio histórico y la restauración de conjuntos residenciales para que sean eficientes energéticamente.



¿Quiénes componen su oficina?

La oficina está compuesta por los profesionales antes detallados. Nos asociamos eventualmente a otras oficinas de arquitectura de acuerdo a los encargos que tengamos. Lo que más nos importa es la innovación, creatividad y compromiso con la sociedad.


No todos somos arquitectos, también colaboran en nuestro equipo 3 asistentes sociales, cuyo trabajo es muy relevante en los proyectos que desarrollamos y que son financiados por el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo, como conjuntos de edificios sociales que hemos rehabilitado.


¿Cuál es el sello diferenciador y sus principales áreas de trabajo y sus logros más relevantes y destacables?

Tenemos 2 focos que desarrollamos. Por una parte la rehabilitación de conjuntos arquitectónicos de copropietarios de edificios existentes. Nuestra Oficina ya tiene un prestigio importante en la región de O´Higgins por los resultados a la vista y confort de las comunidades. Cuidamos mucho la belleza, los colores y las formas. Nos asociamos con las mejores constructoras para llevar a cabo estos proyectos tales como los conjunto Marco Schiapponni (14 edificios), Manzanal (21 edificios), Manso de Velasco ( 9 edificios) o Villa Nueva Cordillera ( 25 edificios), todos ellos en distintas fases de la obra.


Y otro foco de mucho valor para nuestra oficina es el Patrimonio Histórico de Chile, desarrollado también en la región de O´Higgins, donde lo encontramos en abundancia en ambos valles: Colchagua y Cachapoal.


Nuestro logro más importante ha sido el reconocimiento que nos otorgó la UNESCO y el Gobierno de Chile al restaurar el Pueblo de Zúñiga, ubicado en la comuna de San Vicente de Tagua Tagua. El trabajo fue completo y duró 9 años. Nos otorgaron el Premio a nivel nacional de Conservación de Monumentos Nacionales al tratarse de una Zona Típica. Fueron 23 inmuebles restaurados y un conjunto arquitectónico que fue duramente azotado por el terremoto, pero cumplimos con el compromiso que adquirimos con la comunidad del pueblo.


¿Cuál es la definición principal de la cultura de trabajo de su oficina?

Compromiso es un valor y está dentro de nuestra misión: colaborar para que las comunidades tengan un lugar donde habitar bello y seguro.


¿Qué visión tiene la oficina de la arquitectura nacional, sus desafíos y principales

oportunidades?

Tenemos una visión societal, cultural y poética de cómo debemos hacer arquitectura. La belleza hace digno el lugar que habitamos en toda su significación. Y la comunidad merece vivir en espacios públicos y privados bellos. Creo que aunque diseñemos un habitáculo, una pequeña vivienda o un gran edificio, la belleza siempre debe estar en el centro de nuestra creatividad. Se habla mucho de dignidad y yo creo que si abrazamos desde nuestro oficio como arquitectos la belleza, tienes la dignidad garantizada absolutamente. La belleza que reconoce el territorio y la diversidad de sus gentes.


¿Han tenido experiencias de trabajo en conjunto con otras oficinas nacionales o extranjeras?

Hemos tenido experiencia con otras oficinas y/o profesionales extranjeros en el ámbito de la puesta en valor del patrimonio. Hemos desarrollado conjuntamente agendas arquitectónicas de innovación para valorar el patrimonio como un factor de desarrollo para las comunidades locales tales como: Centro de Interpretación del Chamanto, Parque Paleontológico de Tagua Tagua, Centro de Interpretación del Agua en las azudas de Larmahue. Han estado con nosotros los mejores diseñadores y consultores

internacionales.


Proyectos relevantes de las áreas de trabajo de Estudio 360 son:



En patrimonio: el Parque Paleontológico de Tagua Tagua, un proyecto aún no construido, que hemos desarrollado en conjunto con equipo multidisciplinar liderado por el Arquitecto asociado a Estudio 360, Roberto Martínez. El lugar es San Pedro de Atacama del Valle central de Chile, con una riqueza arqueológica y paleontológica impresionante.


Un proyecto construido es la Restauración del conjunto arquitectónico Zona Típica Pueblo Zúñiga.


Otro proyecto importante y que ha marcado un hito fue la rehabilitación de la Población Manzanal de Rancagua constituida por 41 edificios y de los cuales ya se han realizado 21. Son viviendas sociales donde la mayoría son residentes adultos mayores y que fueron construidas en el año 1973.