• AOA

DVP Tendencias en guardapolvos: Complemento perfecto entre diseño de pisos y ventanas

Estamos viviendo una verdadera revolución en el mundo del interiorismo y la decoración, esto porque la democratización del diseño, junto a la ayuda de los medios de comunicación especializados, han logrado que estas tendencias lleguen a todos los públicos.


Es que dentro de las novedades de este año 2021, la tendencia indica que se debe potenciar mucho más la mezcla de colores en las paredes del hogar, jugando con los tonos y texturas. Además de utilizar papel mural de colores fuertes, para entregar mayor estilo y calidez, pensando en que producto de las cuarentenas, pasamos más tiempo encerrados. Sin duda, las paredes son uno de los puntos claves para este año.

Por otro lado, la creatividad, es algo que no pasará nunca de moda. Es importante entregar un sello único al hogar, potenciando en él tu personalidad y sensaciones. Si te gusta decorar, es necesario utilizar materiales que te gusten tanto en pisos, ventanas, guardapolvos, entre otros.


Una de las empresas que sigue liderando en las alternativas para el hogar, es DVP, quienes recientemente lanzaron el novedoso concepto que busca que los guardapolvos de las viviendas, hagan juego con los marcos de las ventanas, generando espacios más armónicos y acogedores.



"El modelo de Guardapolvo DV100 Aspen de PVC, es un moderno sistema de terminaciones entre pisos y muros. Su altura y diseño, permiten un acabado perfecto y de elegante presentación en superficies de distintos modelos, colores y texturas; siendo una excelente alternativa como complemento para pisos laminados y de madera. Además, está disponible en los mismos colores que encontramos en la línea de Perfiles Aspen DVP, generando un match perfecto entre el folio de los pisos y las ventanas. Lo anterior otorga acabados estéticos y en armonía con el espacio, permitiendo ambientes más acogedores".

Sus principales atributos son la resistencia a la humedad, esto ya que al estar fabricados en PVC, son resistentes a los líquidos, por ende se pueden limpiar y mantener. Además, tienen una gran durabilidad en el tiempo, contando con una gran resistencia a los golpes, no se deforman ni se astillan. Lo anterior permite que su vida útil sea más extensa, pues mantienen su apariencia inalterable por más tiempo.


Lo mejor de todo, es que el diseño, es de rápida y fácil instalación, lo que minimiza los tiempos y costos de montaje. Se puede fijar al muro con sistema de clips sin necesidad de perforar el guardapolvos, o se puede pegar con adhesivo (especial para este tipo de trabajos).