• AOA

Diálogos AOA: Arquitectos jóvenes debaten sobre espacio público, concursos y crisis social

Con una alta convocatoria se realizó el conversatorio “Nuevas Miradas en el Espacio Público”, la nueva fecha de los Diálogos para la Acción AOA, que contó con la participación de los arquitectos Constanza Hagemann, de Valdés Hagemann Arquitectos; Loreto Lyon, de Beals & Lyon Arquitectos y Tomás Villalón, de la oficina que lleva su nombre.


La Serie 03: Espacio Público se inició con la participación de Martín Lira, en nombre del Comité de Asociados y Servicios de AOA, instancia organizadora de la actividad: “Hemos desarrollado este espacio de conversación bajo la interrogante de cómo nos adaptamos a los tiempos de cambios que vivimos, desde nuestra práctica como arquitectos, así como también cómo adecuamos nuestras ciudades y espacios construidos de forma que sean más resilientes”.


Tras dar la bienvenida a los participantes, destacándolos como arquitectos jóvenes que lideran las nuevas tendencias presentes en relación a concursos de espacios y edificios públicos, sustentabilidad y materialidad, Lira dio la palabra a Cristián Undurraga.


Al oficiar como moderador de la conversación, el director de AOA señaló que “siempre aprendemos de los viejos, de los mayores, pero particularmente hoy hay mucho que aprender también de los jóvenes”. Luego, abrió el diálogo donde se abordaron temáticas como el equilibrio que debe producirse entre el interés comercial y la calidad de la arquitectura; buenos ejemplos donde se ha conjugado el urbanismo, la historia y la contemporaneidad de los proyectos; la relevancia de concursos de arquitectura y cómo pueden mejorarse aquellos procesos que encabeza el Estado, además de la contingencia urbana desatada por las últimas crisis que estamos viviendo.


Constanza Hagemann inició su participación comentando la necesidad de equilibrar lo público, lo social y lo urbano, manejando espacios y soluciones para no caer en “hacer siempre lo mismo”, dejando de entender lo que necesita el lugar y las personas que lo habitan: “Saber cómo aportar en una propuesta que nazca de lo simple, pero también de la apertura, rompiendo el límite entre lo público y lo privado”, precisó, ahondando en algunos proyectos de valor en los cuales ha participado.


Por su parte, Loreto Lyon reflexionó acerca de la experiencia de vivir en la ciudad y de cómo su vivencia en el extranjero definió su trabajo actual: “Cuando tuvimos la oportunidad de vivir en Londres, nos marcó mucho. Nos dimos cuenta de que a pesar de que la arquitectura chilena es muy reconocida, nuestras urbes no lo son, tenemos muchos temas pendientes”. Asimismo, agregó que “los arquitectos tenemos un rol que atender, debemos estar en las mesas para solucionar los problemas causantes de la crisis social. En nuestra oficina aspiramos a ir construyendo pequeñas islas de proyectos de espacios públicos memorables, que puedan ir conectándose y creando una mejor ciudad”.


Concursos públicos


“Sin lugar a dudas, los concursos son la alternativa más democrática de acceso a la arquitectura, se le otorga a todos de manera pareja”, sostuvo Cristián Undurraga al abrir la conversación hacia estos procesos.


Tomás Villalón, desde su experiencia, señaló que su oficina no existiría sin estas oportunidades, las que analiza como una manera de “democratizar el acceso al trabajo: “A nosotros como arquitectos jóvenes nos permitió armarnos, tener clientes, visibilizar nuestro quehacer y, por cierto, entender que la competencia es algo extremadamente positivo, que te permite aprender, nutrirte, conocer otras oficinas”.


Al comentar su experiencia con el Concurso Numu, Constanza Hagemann relevó la importancia de abrir los debates a la ciudadanía, señalando que se deben levantar las necesidades de las comunidades involucradas en los proyectos y buscar a los más expertos para resolverlas de mejor manera: “Tenemos el desafío de involucrarnos más en las discusiones que nos interesan a todos”, sostuvo.


Por su lado, Loreto Lyon sostuvo que ve en los concursos públicos “una oportunidad para todos los arquitectos que no da ninguna otra instancia y abre posibilidades”. Sin embargo, dedicó también una reflexión al dilema actual en torno a estas iniciativas: “Hoy, el desafío es cómo crear arquitectura de calidad a través de un concurso público, que es lo que se ha ido perdiendo con el tiempo. Mi preocupación es que no estamos construyendo patrimonio arquitectónico futuro debido a los problemas que tiene el sistema, en donde las licitaciones ponen lo económico o lo técnico por sobre la arquitectura”.


Arquitectura en tiempos de crisis


Para Cristián Undurraga, la contingencia actual es una oportunidad para que los arquitectos se hagan cargo de los temas que les son atingentes, como la calidad de las viviendas y el desarrollo armónico y equitativo de la ciudad: “Tenemos también que hacer una autocrítica sobre por qué hemos ido perdiendo protagonismo en estos procesos”, señaló.


En tanto, para Constanza Hagemann, el panorama actual invita a sacar lecciones sobre cómo organizarnos de mejor manera en nuestro habitar en el territorio: “Tenemos que volver a núcleos más pequeños, espacios que no han sido abordados y están inmersos en el tejido urbano: una colaboración entre lo colectivo y lo privado, en pos de ganar como sociedad”, dijo.


Tomás Villalón, por su parte, señaló que “las crisis, los conflictos y los problemas te permiten ir persistiendo y puliendo esas pequeñas claridades que uno va teniendo. Siento que en la medida que han ido ocurriendo estos momentos, cada uno con sus propias dificultades, me he dado cuenta de la importancia que tiene la creatividad en todos estos procesos. La arquitectura va a ser un escenario muy prolífico para plantear cosas nuevas, no necesariamente a través de edificios, sino de diseños y proyectos de diferentes índoles”.


Para Loreto Lyon, los concursos públicos son una manera de solucionar los problemas actuales visibilizados por la crisis social que afecta a Chile: “Hay que entender que tenemos que construir ciudades más equilibradas y para lograrlo, necesitamos espacios públicos de calidad. Hoy se invierten muchos recursos en obras públicas, pero poco de lo que se consigue es de calidad. Tenemos que encontrar la forma de que esa inversión valga, dure, persista y que sea nuestro patrimonio futuro”.


“Diálogos para la Acción AOA” es un ciclo de conversación destinado a habilitar instancias de colaboración e intercambio para debatir sobre acciones concretas que faciliten los procesos de adaptación. Con ello, la Asociación propone una aproximación optimista a los desafíos que enfrenta la ciudad y sus ciudadanos en su contexto local y global, levantando las oportunidades existentes para que ocurra un cambio positivo durante y después de situaciones de crisis, promoviendo así ciudades más resilientes tanto en la contingencia como en el largo plazo.