• AOA

Degradación del espacio público

Señor Director,


En su columna de ayer, Carlos Peña, con la lucidez que caracteriza sus opiniones, describe con claridad la degradación del uso que se le ha dado al espacio público de Santiago, convertido en feria, circo, alojamiento, baño y tantas cosas más. Este espacio público es de todos los ciudadanos y entre todos tenemos que cuidarlo, partiendo por las autoridades que tienen la obligación de mantenerlo limpio, ordenado y libre. Desgraciadamente, la destrucción del derecho al espacio público de nuestra ciudad no ha sido garantizado por la autoridad y, en mi opinión, todo comentario es inoportuno, pues llega tardíamente y cuando su recuperación se ve muy lejana. Sin embargo, y aunque más vale tarde que nunca, el llamado es a las autoridades a tomar medidas que tiendan a recuperar la ciudad de todos y para todos antes que esto sea irreversible.


Yves Besançon Prats

Pastpresident Asociación de Oficinas de Arquitectos


Publicada en El Mercurio