• AOA

Cuestionada división de predios y parcelas

Señora Directora


Sobre el cuestionado Decreto de Ley 3.516 referente a la división de predios rústicos o parcelas de agrado, hoy en proceso de modificación, es claro que su aplicación se ha alejado del objetivo que lo originó y se ha transformado en la principal vía de expansión urbana desorganizada en áreas rurales carentes de instrumentos de planificación efectivos. La discusión de la modificación de este decreto hoy sólo incrementa su mayor uso en respuesta al pánico que genera que este sea aún más restrictivo en términos del tamaño de la subdivisión permitida. Sin embargo, el tema central y no abordado, es que el foco en la densidad y tamaño predial no es la respuesta al problema de planificación en cuestión. Se trata de comprender la vocación de los diferentes suelos, combinando desarrollo con la protección de áreas de valor ecológico u otros, a través de concentrar densidades en los suelos donde existe el potencial para urbanizar. Es decir, el problema en cuestión no es la existencia del Decreto de Ley 3.516, sino la inexistencia de una planificación a escala local capaz de anticiparse a las necesidades del mercado, que permita alinear intereses público-privados hacia un desarrollo sostenible.

ANGELA DELORENZO

DIRECTORA DE LA ASOCIACIÓN DE OFICINAS DE ARQUITECTOS (AOA)


Publicado en El Diario Financiero