• AOA

Con innovación en construcción industrializada, Hilam de Arauco se suma como partner a AOA


Pabellón Expo Milán- Undurraga Deves Arquitectos

El interés mutuo forjó esta alianza que permitirá que Hilam, una empresa de Arauco dedicada a la elaboración de madera laminada, con tecnología de última generación, se acerque a los asociados de la AOA y dé a conocer las potencialidades de aplicación de la madera laminada CLT y GLT como material y tecnología aplicable a edificación en altura y extensión.


Actualmente existe una larga tradición y conocimiento de la edificación en hormigón armado, albañilería armada o reforzada y estructuras metálicas, pero la tecnología y la capacidad industrial de Hilam es innovadora y la expectativa es que, a través de esta valiosa alianza con la AOA, se amplíe y profundice su conocimiento, fundamental hoy donde la búsqueda de soluciones eficientes, sustentables y amigables con el medioambiente es prioritario.


“Acercarnos a los arquitectos para conversar de construcción en madera, derribar mitos y prejuicios culturales, mostrarles las bondades de este material, y nuestra propuesta de valor es nuestro propósito actualmente y convertirnos en partners de AOA tiene un rol fundamental y estratégico para Hilam – Arauco, abrimos un canal de comunicación y nos acercamos a todos sus socios. Con esta alianza lo que estamos buscando también es crear un vínculo bidireccional, queremos que los socios de la AOA nos pregunten, que nos visiten, que vayamos a ver la cadena de valor de este método constructivo, y ser un aliado a la hora de especificar sus proyectos en madera”, aseguró Fernando Marcone, Subgerente Construcción en Madera de Arauco.


La AOA tiene un particular interés en profundizar relaciones con empresas e instituciones que promuevan y faciliten la mejora en la productividad de la construcción, la reducción de residuos, la contribución con el medio ambiente y la sostenibilidad de la industria. En este sentido, la construcción industrializada es una temática que interesa y apasiona a los asociados y la madera, un recurso tan abundante en Chile y con una industria nacional de clase mundial como es Arauco, es una convergencia natural dentro de los sistemas de alta industrialización que AOA promueve.



Nueva categoría de industrialización


CLT y GLT son el denominado “hormigón del futuro”, basado en la fabricación de muros, losas, pilares y vigas contralaminados; esto supone altos grados de industrialización, respuestas térmicas muy eficientes y huellas de carbono neutras o negativas eventualmente.


“Es importante que nuestros asociados conozcan y fortalezcan sus capacidades en la adopción de todas las industrias que avancen en acortar la brecha en productividad y avancen decididamente hacia una alta industrialización, especialmente en sistemas constructivos para obra gruesa y estructuras. En este sentido tanto la madera como el hormigón y acero pueden y deben contribuir enormemente en esta dirección y una alianza entre arquitectos e industriales en cualquiera de estas categorías sin duda nos capacitará mejor y más rápidamente para su adopción”, comentó Ignacio Hernández, past president de AOA.


Para Hilam lo que están impulsando tiene un potencial disruptivo que cambiará la construcción en el mediano plazo, sobre todo en un país forestal como Chile y reconocen que es un cambio que fomenta la bioeconomía y la economía circular, que genera menores externalidades negativas en los entornos de construcción y que ayuda a reducir los accidentes laborales, entre muchos otros beneficios. Saben que están impulsando algo nuevo y desafiante, y quieren ser un partner para los asociados a la hora de especificar en madera. Proveerán asesoría, respuestas, una contraparte técnica y su experiencia para ver la cadena de valor.


“Este método constructivo está agarrando escala en el mundo y en Chile está recién comenzando. Queremos invitar a quienes quieran saber más, que nos contacten, estamos contestando el teléfono para hablar y explicar este método constructivo, estamos haciendo presentaciones, y estamos visitando a quienes quieren volver encontrarse de manera presencia”, enfatizó Marcone.


“Es urgente que la arquitectura, en vez de recurrir casi exclusivamente a una artesanía anémica, se sirva igualmente de los inmensos recursos que le ofrece la técnica industrial, aunque semejante decisión deba conducirla a realizaciones bastante distintas de las que han creado el esplendor de las épocas pasadas” Le Corbusier, 1933.