• AOA

Carta al director: Valparaíso, Patrimonio en peligro

Yves Besançon Prats

Past president

Asoc. de Oficinas de Arquitectos

La Tercera


Señor Director: Las organizaciones vecinales, universitarias, gremiales y autoridades que participaron en la reciente visita de los expertos de Unesco a Valparaíso, en su mayoría estarían de acuerdo con ingresar en la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro. El no tener planes de gestión ni programas de educación para "identificar, proteger, conservar, revalorizar y transmitir a las generaciones futuras", según promueve Unesco, es una realidad evidente y pone en peligro su permanencia. La inexistencia de protocolos y las burocráticas autorizaciones que se deben aprobar en el Consejo de Monumentos Nacionales y los centralizados mecanismos para cualquier intervención, han hecho muy difícil su manejo. El problema radica en la falta de una legislación adecuada y moderna. Durante cuatro años la Subsecretaría de Patrimonio elaboró y redactó una nueva Ley de Patrimonio, que fue aprobada transversalmente por la Cámara de Diputados y que está alojada en el Senado desde marzo. Ahí se establece una manera actualizada de enfrentar el manejo y la preservación, junto con incluir el patrimonio inmaterial, los lugares de memoria y el patrimonio del paisaje, métodos de control y financiamiento, beneficios tributarios y subsidios, junto con disponer fondos en el presupuesto para fiscalización y elaboración de inventarlos, además de la descentralización en la toma de decisiones, potenciando a las regiones. Otro aspecto que dispone son los planes de gestión municipal del patrimonio y la armonización con los planos reguladores de los municipios. Es importante, entonces, que se tomen las medidas necesarias para sacar adelante esta importante legislación que facilitará la gestión en el manejo de un sitio Patrimonio Mundial de la Humanidad, como lo es Valparaíso, o de lo contrario asumir su eliminación como Sitio Mundial, lo que ya ha ocurrido en otros lugares.