• AOA

AOA SE REUNIÓ CON MINISTRO DE AGRICULTURA PARA ENTREGAR PROPUESTAS PARA LA «LEY ARBOLITO»



Un grupo de representantes de la Asociación de Oficinas de Arquitectos se reunió a mediados de noviembre con el ministro de Agricultura Antonio Walker, con el fin de abordar los alcances de la ley que esa cartera está impulsando para regular, promover y proteger el arbolado urbano. La iniciativa, que se conoce mediáticamente bajo el nombre de «ley Arbolito», ha sido objeto de atención de la opinión pública pues propondría limitar la plantación de ejemplares de Plátano Oriental para frenar el incidencia de alergias estacionales.

El grupo de arquitectos – compuesto por Yves Besançon, Teodoro Fernández y Carlos Alberto Urzúa- le manifestó al secretario de Estado el apoyo de AOA al proyecto de ley y le hizo entrega de un documento con aportes y principios que la organización cree que deben estar incluidos en el texto, relacionados con la conservación, manutención y plantación de árboles urbanos.

El documento de AOA destaca el aporte de los árboles a las ciudades «en la producción de oxígeno, disminución de la radiación solar, creación de barreras acústicas en calles y carreteras urbanas y contribución a la reducción de la desertificación», además del aporte estético de las especies para contribuir en la calidad de vida de los habitantes.

Las propuestas de AOA consideran:

Catastro del arbolado en las ciudades. Un registro que contemple la cantidad de ejemplares y especies existentes, lo que se utilizará como insumo para planificaciones adecuadas a futuro.

Planificación y mantenimiento del árbol urbano. Incluir el mantenimiento de los árboles urbanos en el trabajo de los comités de la Comisión Nacional de Desarrollo Urbano que trabaja para definir la Política Nacional de Planificación Urbana, en el entendido que el arbolado es parte fundamental del tejido de las ciudades.

Comisión de expertos. La conformación de un grupo de carácter consultivo compuesto profesionales de la ingeniería forestal, agricultura, arquitectura, urbanismo y paisajismo para asegurar un resultado exitoso en redacción del proyecto de ley. AOA se mostró disponible para cooperar con el ministerio y participar en los estudios pertinentes.

Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones. Los trazados urbanos y perfiles de calles deben considerar los espacios necesarios para el adecuado desarrollo de los árboles. Por esta razón, la ordenanza debe entregar lineamientos claros en la ubicación y dimensiones necesarias de la infraestructura vial, de carácter universal que resuelva la discrecionalidad de la aplicación por gobiernos locales y desarrolladores inmobiliarios. Asimismo, debe considerar regulaciones expresas para la preservación de especies existentes dentro o fuera de una obra ejecutada por empresas constructoras, además del fomento de plantación nueva en los proyectos.

Reglamento vinculante. Entregar obligatoriedad al cumplimiento de protocolos y reglamentos de poda, cuidado y manutención de los árboles para municipios y privados, de forma de asegurar conciencia ciudadana en el respeto de las especies y conocimiento de sus beneficios.

Cableado y postes. La existencia de infraestructura eléctrica en desuso dificulta el crecimiento de los árboles urbanos, que deben ocupar una posición prioritaria en la conformación de las ciudades. AOA propone estudiar formas de financiamiento e incentivos para la total eliminación del cableado aéreo, además de regular la poda indiscriminada por parte de las empresas eléctricas. Se propone un reglamento que clarifique la ejecución de esta tarea en manos profesionales de los gobiernos locales.

Especies adecuadas. La legislación debe contar con recomendaciones sobre los tipos de árboles susceptibles a plantación según zona geográfica y clima. AOA no cree en la prohibición de árboles, sino que en la recomendación de especies sobre otras.

Recuperación de aguas grises. Dada la escasez de recursos hídricos, AOA propone la plantación de especies que requieran de menor riego en las zonas central y norte del país, junto con el fomento de uso de aguas grises para la mantención del arbolado urbano.

Carreteras urbanas. Considerar la exigencia a empresas que administran las autopistas urbanas para la plantación de árboles en todo el borde la infraestructura, de forma de potenciar la mitigación acústica para las zonas residenciales cercanas.

Plan de educación para fomentar el respeto y amor por los árboles. Se propone la puesta en marcha de campañas permanentes de fomento para el respeto de los árboles y áreas verdes como seres vivos que contribuyen con grandes beneficios, por lo que su cuidado y plantación debe ser un requisito obligatorio.