• AOA

AOA realiza capacitación sobre urbanismo asociativo para apoyar la formulación de proyectos

Atendiendo a la necesidad imperante de enlazar a las comunidades y el entorno desde la génesis de un proyecto, la Asociación de Oficinas de Arquitectos, a través de su comité de Vinculación Social, realizó la capacitación “Urbanismo asociativo, saber hacer con el otro”, a cargo del past president de AOA y presidente del Grupo NODO, David Rodríguez.

En la instancia, Rodríguez compartió la experiencia de la oficina en la parte estratégica para relacionarse con el entorno, entregando claves para formular un proyecto con capacidades para llegar a la mejor opción posible, en el lugar en donde se emplace. Según detalló, para que un edificio o cualquier construcción pueda conectarse a su entorno social o ambiental, deberá conformar una relación vincular, que definió como “una relación funcional, donde un miembro del vínculo le otorga una función al otro y viceversa, lo que redunda en que el objeto del proyecto no es el edificio o la construcción en sí misma, sino el vínculo”.


Explicó que este vínculo es desde donde nace la mayor capacidad de creación de valor, se trata de la integración de las personas al proceso de diseño y de la fuerza de mercado a favor del proyecto: “Estamos frente a una tremenda oportunidad de nueva forma de éxito económico. Se puede y es rentable”.


Respecto al modelo metodológico, el arquitecto describió tres etapas: una de diagnóstico, donde es necesario encontrar oportunidades de creación de valor escondidas en problemas del entorno y stakeholders; una segunda de ideas, donde se incorporan para dar valor y retorno a los proyectos de inversión, y finalmente la de prototipo, donde se diseña la mayor cantidad de externalidades positivas e incentivos capturables posibles dentro de su territorio.


Sostuvo que adquirir este conocimiento, que se hace cargo de una realidad cada día más patente, deberá ser parte de la formación de los arquitectos, en tanto describió algunos aspectos normativos e hizo hincapié en que, muchas veces, las trabas regulatorias son tanto o más determinantes que la resistencia de la comunidad al poner en marcha una iniciativa.


La charla contempló también la revisión de algunos ejemplos de proyectos exitosos realizados por NODO y un debate sobre el abordaje de situaciones complejas, como la resistencia al cambio tanto de mandantes como de comunidades. Sobre la relación con estas últimas sostuvo que la mejor manera de llevarla adelante, es cuando se desarrolla dentro de estructuras estables de diálogo, donde la capacidad de activistas tiene menos posibilidades de incidir.


Para concluir su presentación, David Rodríguez sostuvo que la forma de hacer sostenible la actividad, es un problema de diseño. Explicó que los proyectos, desde hoy en adelante, tendrán que ser ideados de una manera en que tengan especial cuidado con la inserción urbana en que se haga visible su vínculo, en que las personas puedan tener la percepción de con cada uno se gana en calidad de vida, en externalidades positivas y en el aumento de valor de sus metros cuadrados. “Los proyectos tendrán que diseñarse de manera que generen una calidad de espacios públicos como aporte al suelo de la ciudad, con buen equipamiento, que haga que los edificios se transformen en lugares más atractivos y rentables para vivir cerca de ellos”, señaló.


Finalmente, el presidente del Comité de Vinculación Social, Germán Squella, además de agradecer a los asistentes, comentó que esta instancia es la primera de un ciclo que se realizará atendiendo a la importancia que AOA da a habilitar instancias de colaboración e intercambio de ideas que permiten debatir y concluir sobre acciones concretas que faciliten los cambios y procesos de adaptación de las oficinas. “Estamos dispuestos, como arquitectos, a ser servidores, pensando no solo en los proyectos, sino en a quienes van dirigidos, los usuarios finales, que necesitan de nuestra inteligencia y trabajo para hacer un mejor vivir en un mejor entorno”.