• AOA

Análisis: Revestimientos arquitectónicos

El Mercurio


Es primordial saber elegir el tipo de revestimiento tanto interior como exterior, tomando en cuenta el resultado final deseado por el arquitecto de acuerdo a lo solicitado por el mandante y el tipo de proyecto.

Los revestimientos arquitectónicos como elementos tanto estéticos como prácticos pueden ser interiores o exteriores, y se recurre a ellos como materiales de terminación y protección de las edificaciones, así como también como reguladores de la temperatura, confort y agresividad climática. El concepto de revestir tiene que ver con volver a vestir lo que ya existe con algún elemento adicional; se puede citar como ejemplo el de un sacerdote que estando ya vestido debe 'revestirse' para celebrar una misa con otra ropa que se pone sobre la suya. Esa es la acción que realiza el arquitecto al proyectar un revestimiento, agrega una nueva capa a la construcción base de su proyecto, lo reviste. Los revestimientos tanto interiores como exteriores deben considerar no solo motivos estéticos para su uso, sino que también factores funcionales para no equivocarse en el resultado final. Es así como los recintos húmedos interiores, como los muros y tabiques de baños y cocina, se revestirán con cerámicas adecuadas tanto a su función impermeabilizante como decorativas. Exterior e interior En fachadas exteriores, los revestimientos tendrán que considerar igualmente tanto la estética como la funcionalidad de los elementos escogidos para cubrir el edificio. Su uso dependerá tanto del diseño del arquitecto autor del proyecto como de las condiciones tanto geográficas como climáticas del entorno inmediato. Las antiguas construcciones de piedra y ladrillo, por ejemplo, no requerían de revestimiento alguno, sus fachadas se presentaban con los materiales que las constituían a la vista y sin materiales adheridos a ellas. En la medida que las nuevas tecnologías pusieron a disposición de los arquitectos nuevos materiales y mayor estandarización e industrialización en su fabricación, se comenzó a utilizar todo tipo de componentes prefabricados que permitieron revestir las fachadas de los edificios tanto por motivos estéticos como funcionales. Los revestimientos pueden ser desde estucos de todo tipo, lisos o con textura, simples capas de pintura o productos impermeabilizantes protectores de la humedad, hasta sofisticados sistemas de fachadas ventiladas, envolventes térmicas o elementos meramente estéticos. Los revestimientos interiores juegan un importante papel en cuanto al confort del recinto en el que se aplican. En efecto, factores acústicos y psicológicos deben ser tomados en cuenta al proyectar los revestimientos en los diferentes tipos de proyectos. Es así como en una sala de conciertos o en un teatro los revestimientos de los muros serán con toda seguridad recomendados por un especialista acústico, igualmente una habitación de hotel o la de una clínica deberán ser diseñadas según su función propia y específica. En cuanto a los revestimientos exteriores que suelen estar cada vez más presentes en todo proyecto, deben considerar las condicionantes técnicas que el lugar impone, como la agresividad del clima, los sismos y vientos, al mismo tiempo que las condiciones ambientales y la ubicación, lo que será fundamental tener presente desde la etapa misma de diseño. Los revestimientos como reguladores de temperatura tienen un rol muy necesario desde el punto de vista de las arquitecturas pasivas en cuanto a la relación con el medio ambiente, evitando el uso de medios mecánicos y contaminantes para bajar o subir la temperatura interior de los edificios. Múltiples variedades El mercado ofrece múltiples variedades de revestimientos tanto en cuanto a su performance como en su relación precio-calidad. Sin embargo, es primordial saber elegir el tipo de revestimiento tanto interior como exterior, tomando en cuenta el resultado final deseado por el arquitecto de acuerdo a lo solicitado por el mandante y el tipo de proyecto. Es por ello que toda decisión y elección de los materiales para revestir un edificio o un recinto debe ser considerada desde el inicio mismo del proyecto y preferentemente en las etapas de diseño conceptual o de anteproyecto.


Recuadro

Los revestimientos tanto interiores como exteriores deben considerar no solo motivos estéticos para su uso, sino que también factores funcionales para no equivocarse en el resultado final.


Yves Besançon

Past president de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA). -