Vivienda lanza programa para revitalizar barrios patrimoniales del país

3 diciembre, 2012

La imagen del mall de Castro, que termina de construirse a pasos de la iglesia San Francisco de Chiloé, encendió las alarmas. Las llamadas “zonas de amortiguación”, que son las que rodean los monumentos nacionales, edificios de conservación histórica y zonas típicas, son hoy verdaderos vacíos en las políticas de protección del patrimonio.

Para rehabilitar estos sectores y darles coherencia urbana, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, junto con la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) comenzaron a trabajar en un nuevo programa de recuperación de barrios patrimoniales.

El plan, que hoy se ejecuta en dos experiencias piloto y debutará formalmente en 2013, busca intervenir los entornos de edificios o zonas históricas con obras como la recuperación de fachadas, la construcción de áreas verdes, la instalación de luminarias, mobiliario urbano e incluso la rehabilitación de inmuebles que pueden ser usados por la comunidad como sedes sociales o museos del barrio.

“No es suficiente recuperar los inmuebles patrimoniales, también hay que intervenir los espacios públicos que los rodean, para que la comunidad pueda usarlos y sacarlos de su estado de deterioro”, indica el ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez.

Además del carácter patrimonial del barrio, se escogerán las zonas que tengan una comunidad que haga uso del sector donde vive.

“Con este programa buscamos rescatar la memoria de nuestras ciudades, como un legado para las nuevas generaciones. Se trabajará con la misma lógica del Programa de Recuperación de Barrios. Es decir, coordinadamente junto a los vecinos y el municipio para definir las obras a ejecutar, pero también en alianza con otros actores públicos y privados”, señala el subsecretario de Vivienda y Urbanismo, Francisco Irarrázaval.

Los pioneros

Para intervenir un barrio, los municipios deberán postularlos a fondos concursables que serán fijados anualmente. Con esos recursos, que entregarán Vivienda (a través de la Secretaría Ejecutiva de Barrios) y la Subdere (con programas como el Plan de Mejoramiento Urbano o el programa de Puesta en Valor del Patrimonio), se ejecutará un plan de obras y otro social, que buscará incentivar la participación de los vecinos y reforzar los vínculos de identidad con su barrio.

De acuerdo a lo expresado por el subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores, los primeros sectores que se intervendrán serán los barrios Italia, Yungay y República en Santiago, la zona que rodea el molino Machmar de Puerto Varas y el entorno del ascensor del cerro Polanco, en Valparaíso.

“Queremos crear un mecanismo de financiamiento estatal para conservar estas zonas con recursos que hasta ahora no estaban disponibles. Estamos generando los mecanismos legales para financiar esa restauración junto a los municipios y los sectores privados, y haciendo sinergia con otros organismos públicos, como el Minvu”, señala el subsecretario Flores.

Fuente: El Mercurio