Un recorrido por Lastarria, por Francisca Pulido

24 julio, 2017

702_gam-noche-1024x680

Un pequeño oasis urbano, denso, compacto y con historia, originado a partir de mediados del siglo XIX. Eso es Lastarria hoy, una muestra de variadas edificaciones con morfologías y estilos de connotados arquitectos de una época: Duhart, Ried y Kulczewski son algunos de ellos.

Son diversos edificios que han marcado la arquitectura chilena, como la Casa Roja, construida en 1912 por Ernesto Ried, que alguna vez albergó a la primera escuela de arquitectura, que hoy se mezclan con obras más modernas, como los edificios del arquitecto Mauricio Despouy –Lastarria nº 26 y calle Villavicencio nº 378–, pasando por el museo MAVI del arquitecto Cristián Undurraga.

Pasear por este barrio es recorrer la arquitectura del siglo pasado a través del neogótico, neobarroco, neoclásico, art nouveau y el art deco, un lugar fantástico donde cada esquina cuenta una historia y la arquitectura de sus edificaciones es la protagonista.

Llamado así en homenaje al escritor José Victorino Lastarria, el barrio ha sido cuna de intelectuales y artistas como Nemesio Antúnez, Orrego Luco y Camilo Mori. Hoy, se ha convertido en un polo obligado dentro del circuito turístico de Santiago, dada su diversidad patrimonial, cultural y urbanística, además de su fácil acceso, equipamiento gastronómico y albergue de nuevos diseñadores.

Hotel Ismael 312
Este hotel, de los arquitectos Rodrigo Larraín (padre e hijo), ha sido reconocido y destacado con varios premios, como ISU 2014 ( Innovación, Sustentabilidad y Urbanismo) en categoría Hotelería y Turismo, además de ser parte de la selección de obras nacionales en la categoría profesional en la Bienal de Arquitectura 2015. Su reconocimiento se basa en su calidad de pieza nueva inserta dentro de un barrio histórico, dada la respetuosa y armónica integración de su fachada entre edificios de gran valor patrimonial. Su fachada ritma entre llenos y vacíos reconociendo su contexto. Y su delicado interiorismo invita y facilita la conexión entre el parque con calle Monjitas como una extensión del recorrido del barrio y juego de exteriores e interiores.

GAM
Este edificio tiene una historia única y controversial, ya que originalmente se diseñó y construyó en tiempo récord para representar al hombre nuevo, según la visión política de inicios de los años setenta, pasando posteriormente a ser la sede del gobierno militar simbolizando el poder. Fue concebido como una gran cubierta, de dimensiones monumentales que contuviera el programa libremente bajo ella. Un incendio en 2006 lo destruyó, pero fue levantado nuevamente para transformarse en lo que hoy se conoce como ‘Centro Cultural Gabriela Mistral’ con la propuesta de Cristián Fernández Arquitectos + Lateral Arquitectura y Diseño, ganadora del concurso internacional convocado por el gobierno, al que se presentaron 55 propuestas. El edificio ha logrado integrarse completamente al barrio Lastarria, abriéndose a través de su espacio público urbano y aportando un contenido programático cultural que valoriza su historia.

Museo Violeta Parra
Ubicado en el barrio San Borja, se ubica ‘La Jardinera’, nombrado así en honor a una de las conocidas canciones de Violeta Parra. Inserto en medio de un modelo de ciudad compacta, el edificio se emplaza entre dos calles, desarrollándose como una forma sinuosa y variable invitando a un recorrido lento y pausado, en medio de la vorágine del sector. Tejidos de mimbre forman parte de la fachada, como una manera de expresar el contenido museográfico y expositivo: el folclore. Este proyecto, inaugurado hace muy poco, es una iniciativa pública y forma parte de la obra del arquitecto Cristián Undurraga.

Revisa la nota en Revista Capital aquí.