Tohá anuncia congelamiento de nuevos permisos de edificación en barrio Matta Oriente

7 diciembre, 2012

La brisa que corría en la Plaza de Armas hizo volar varios papeles que estaban en la mesa, en el escenario donde ayer Carolina Tohá (PPD) asumió como nueva alcaldesa de Santiago. Un anticipo del revuelo que causó el primer anuncio de la jefa comunal: el congelamiento de los permisos de edificación en el sector de Matta Oriente. Si bien cosechó aplausos entre los asistentes, causó preocupación en la Cámara Chilena de la Construcción, que alertó que esta medida provocaría el aumento de los precios de las viviendas.

“Hoy mismo (ayer) pondremos en marcha el congelamiento de los permisos de edificación en esa zona de la comuna, para garantizar que todos los nuevos proyectos que se formulen se rijan por la nueva normativa”, dijo Tohá.

Agregó que, “como alcaldesa de Santiago, voy a plantear con fuerza a las inmobiliarias que están detrás de estos proyectos que un mínimo sentido de la responsabilidad empresarial aconseja que éstos sean reformulados a la luz de las normas nuevas”. Con ello se refería al nuevo plan regulador del barrio Matta Oriente, que la alcaldesa espera que se agilice en su trámite.

Por la tarde, en la municipalidad precisaron que el congelamiento se refiere a que no se recibirán nuevas solicitudes de edificación en el cuadrante comprendido entre el límite sur de la comuna, 10 de Julio, Vicuña Mackenna y la Ruta 5.

Respecto de los permisos que ya están presentados y en trámite, “se les aplica la norma vigente al momento de la solicitud y la alcaldesa le planteará a las empresas que reformulen sus proyectos”.

En la Cámara Chilena de la Construcción, el gerente de Vivienda y Urbanismo, Pablo Álvarez, hizo ver que la Ley de Urbanismo y Construcción permite el congelamiento de los permisos sólo en las nuevas solicitudes, no así en los que están en trámite ni los que están aprobados.

Dicho congelamiento para las nuevas solicitudes dura desde tres meses, prorrogables hasta un año, y sólo se justifican por razones fundadas que deben ser aprobadas por la Seremi de Vivienda.

En todo caso, precisa Álvarez, los alcaldes son los que tienen la atribución para congelar los permisos y no los directores de obras municipales.

El dirigente gremial enfatizó que esta medida “afecta a la gente que busca vivir en lugares que tienen buena calidad de vida e infraestructura de transporte, áreas verdes, cultura y recreación, como ocurre en la comuna de Santiago. Atenta contra la integración, porque aumentan los precios de las viviendas”.

Pero la asunción de Tohá no fue la única que centró la atención. Casi de forma simultánea, en Providencia, el frontis del Palacio Falabella se convirtió en un verdadero salón de eventos para recibir a cientos de vecinos y familiares de las autoridades que llegaron a jurar al municipio.

La alcaldesa, Josefa Errázuriz, se paseó con un clavel rojo en su mano entre la multitud y anunció, en la primera sesión del concejo, que quiere una comuna con mayor participación, que cuide sus barrios y que sea líder en la discusión de una educación pública de calidad.

Para ello, anunció que se formarán comunidades escolares en las cuales participarán los profesores, estudiantes, padres y asistentes de los establecimientos municipales que discutirán la gestión en educación.

Para los más pequeños, dijo que implementará un plan lector y además aseguró que “abogaremos por un tercer consultorio para la comuna, que sea ejemplo de trato digno para los pacientes y para los funcionarios”.

La creación de una tarjeta vecino que permita tener acceso gratuito o descuentos para eventos culturales fue otra de las medidas por las que pidió que trabajen a los recién asumidos concejales.

El mensaje de Errázuriz no sólo estuvo destinado a los vecinos. “Que el parrón esté feliz”, dijo refiriéndose a las distintas direcciones municipales y sus trabajadores.

La alcaldesa varias veces mencionó que llega a trabajar allí un equipo de alto nivel que acompañará a los profesionales que ya se desempeñan en el municipio. Eso sí, no todos seguirán en sus cargos. Hace dos semanas se le pidió la renuncia inmediata a la plana mayor de la Corporación de Desarrollo Social, incluyendo las directoras de Educación y Salud.

En la ceremonia de Ñuñoa estaba prevista la entrega de un ramo de flores para todas las mujeres del concejo. Pero sobró uno: el de Maya Fernández. Pedro Sabat lamentó la ausencia de la candidata en la alcaldía, a la que derrotó por una estrecha votación.

Fuente: El Mercurio