The Connected City Challenge

3 mayo, 2013

El desafío “The Connected City” abre su convocatoria con el objetivo de encontrar soluciones y estrategias de diseño que logren una conexión entre la ciudad de Dallas y el río Trinity. El concurso es parte de una serie de iniciativas –como la realización de eventos públicos, talleres, exhibiciones, un concurso de ideas, entre otros– para recuperar un espacio urbano esencial para cualquier ciudad.

La necesidad de conectar los diversos puntos de la ciudad, entre sí y con el río, surge de la relevancia que ha tenido este tipo de estructura en el desarrollo de Dallas. En la actualidad los vacíos creados por una mala infraestructura urbana, han descuidado y desarticulado este espacio de encuentro.

El área de intervención para el concurso está entre barrios históricos, zonas naturales, parques y espacios urbanos. Incluye el frente del río Trinity, la Union Station, una parte del centro cívico y la zona del “West End”. Por ello será de vital importancia entender las oportunidades y obstáculos que se presentan en esos lugares.

Los profesionales interesados –arquitectos, planificadores, paisajistas, ingenieros y/o diseñadores urbanos– deberán expresar su interés y acreditar su experiencia mediante: una carta de interés de participación con la identificación de los participantes y el acuerdo de los términos de participación (todo en máximo dos páginas); una descripción del equipo de diseño incluyendo la experiencia de cada participante y la naturaleza de los trabajos realizados (de máximo dos páginas por cada integrante); un portafolio de trabajos relacionados al tema del concurso (de máximo tres proyectos por integrante) y el registro del equipo de diseño en el sitio web del concurso. Toda la documentación deberá estar en PDF tamaño carta.

A partir de esta entrega serán seleccionados tres equipos que recibirán un premio de 50 mil dólares cada uno y, para que puedan participar del desafío, se les entregarán 10 mil dólares adicionales para los traslados. En la segunda etapa, los tres finalistas acudirán a un taller de dos días y un seminario de diseño público. Luego, en una tercera etapa, cada equipo deberá desarrollar y entregar sus propuestas de diseño urbano respectivas (en cuatro láminas de 90 por 90 cm), las que serán archivadas por las autoridades para la eventual implementación de una propuesta –o la suma de varias. Éstas, además de ser exhibidas al público, serán incluidas en una publicación digital e impresa y presentadas por los mismos autores en una serie de eventos públicos.

Fuente: Antenarquitectura.cl