Stock de departamentos cae a la mitad en Santiago Centro en últimos tres años

6 febrero, 2013

Mientras en 2009 el stock de departamentos nuevos en oferta en la comuna de Santiago Centro alcanzaba cifras superiores a las 16 mil unidades, el inventario al cierre de 2012 se redujo prácticamente a la mitad, llegando a cerca de 7.400 unidades.

La alta demanda por viviendas en esa zona -que lidera las ventas en la capital- es uno de los factores que inciden en esa caída. Pero también el mercado se está ajustando por las nuevas restricciones de altura y densidad que se incorporaron en el último tiempo en esa comuna, comentaron en la industria.

La menor oferta de departamentos en Santiago Centro produjo, a la vez, que esta zona perdiera peso sobre el total de viviendas comercializadas en la ciudad: en el cuarto trimestre de 2012 su participación fue de 25%, lo que representó una importante baja respecto de igual período del año 2011, cuando alcanzó el 49%.

En este escenario de inventarios más exiguos, los precios de venta de departamentos aumentaron cerca de 12% en los últimos tres años, pasando de 33 UF el metro cuadrado en 2009 a 37 UF por m {+2} a fines del año pasado, según cifras de Collect.

El gerente de Estudios Inmobiliarios de Collect GfK, Javier Varleta, comentó que la alta demanda por vivir en Santiago Centro, junto con la incorporación de proyectos nuevos con menor cantidad de unidades, debido a las normativas, son dos de los factores que explican el descenso de la oferta inmobiliaria. Añadió que mientras ese sector pierde participación en la oferta capitalina, Ñuñoa muestra alzas. Esa comuna explica el 10% del stock del mercado.

El gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Javier Hurtado, comentó que Santiago sigue siendo una de las comunas más relevantes en materia habitacional, por los servicios que ofrece y el comercio existente. Pero reconoció que restricciones de densidad y altura, como las recientes en el eje de avenida Matta, están afectando una mayor oferta.

Para el director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Vicente Domínguez, era necesario regular el crecimiento de esta comuna, pues ello implicó demandas de infraestructura, que es ” buena, pero hoy está colapsada”.

Hurtado anticipó que mientras más restricciones a la edificación existan, los precios inmobiliarios escalarán. Domínguez también prevé un encarecimiento de los valores en la comuna, que seguirá siendo apetecida por familias y universitarios.

Fuente: El Mercurio