Santiago va por buen camino, pero hay segregación

15 marzo, 2013

La primera encuesta de percepción ciudadana 2013 “Santiago cómo vamos”, elaborada por el Laboratorio de Ciudad y Territorio (LCT) de la Universidad Diego Portales, arrojó datos sobre cómo los habitantes de 34 comunas urbanas de la Región Metropolitana perciben la calidad de vida de los lugares en que residen.

El análisis de los datos pretende explicar, además, el tipo de ciudad que se construye día a día y coincide con recientes muestras de la OCDE sobre segregación social.

Segregación territorial
El estudio hace énfasis en la percepción de los habitantes. Frente a la pregunta ¿cómo va Santiago?, un 44,1% de los encuestados indicó que la capital chilena va por un “buen camino”, mientras que un 29% tiene una valoración negativa, ya que respondió que va por “mal y muy mal camino”.

Según el docente del LCT Genaro Cuadros, hay una segregación en los datos que se explica porque mientras la mayor valoración positiva del estudio es emitida por personas residentes en el sector oriente de la capital, los habitantes del sector sur son quienes se muestran más disconformes con el futuro de Santiago.

“Esto demuestra las brechas territoriales que existen en la ciudad (…) y complementa estudios sobre segregación socio-espacial y los distintos fenómenos que están viviendo nuestros barrios”, dijo el académico. Pese a ello, al consultarles sobre cómo definirían Santiago en una palabra, el 29,4% contestó que el territorio es “tranquilo” y un 7,9% señaló que “es bueno”. Otro aspecto fue que los encuestados señalaron que Santiago es “agradable” y “bonito” con un 3,3% y 3,1%, respectivamente.

Datos sobre el barrio
El estudio de la UDP también indagó en los distintos servicios que entidades públicas y privadas entregan a la ciudadanía.

Las personas, que evaluaron con una escala de 1 a 7, dijieron que los mejores servicios fueron la recolección de basura (5,8), establecimientos de comercio menor (5,7), y jardines y salas cunas (5,7).

Bajo ese rango se ubicaron Carabineros, veredas, paraderos y colectores de aguas lluvias con un 4,9; 4,6; 4,5 y 4,4, respectivamente.

Por otra parte, el estudio consideró distintos aspectos del barrio en que residen los santiaguinos. En este sentido, un 72,3% contestó estar satisfecho con la “ubicación” del lugar que habita y un 69% manifestó estar contento con la “accesibilidad” de su residencia.

Esto contrasta con aspectos como “belleza” y “seguridad”, ya que los encuestados manifestaron sentirse satisfechos sólo en un 44,2% y 42,8%, respectivamente.

Autoridades a prueba

La ciudadanía también manifestó su punto de vista sobre sus autoridades comunales y locales, que tuvieron evaluaciones por debajo de 5.

Entre lo más positivos estuvieron los alcaldes y el Ministerio de Vivienda con un 4,7 y 4,5, respectivamente. Mientras las carteras de Medio Ambiente y Transporte sólo fueron evaluados con un 4,2 y 4,0.

Frente a la pregunta sobre si el gobierno central se interesa por los problemas de su comuna, un 61% manifestó que “no”. Además, sólo un 46,2% de los encuestados contestó favorablemente a que los alcaldes defienden los intereses comunales ante autoridades nacionales y un 40,1% indicó que los ediles no trabajan en proyectos conjuntos con sus pares de otras comunas. Mención aparte están las directivas de las juntas de vecinos, ya que el 72,9% manifestó no conocerlos.

Fuente: Diario Financiero