Restauración de palacios ícono revitaliza el turismo patrimonial en el cerro Alegre

16 noviembre, 2012

La restauración de dos palacios ícono de Valparaíso, construidos hace un siglo por empresarios que hicieron fortuna durante el auge del salitre, se ha convertido en imán para el turismo patrimonial del cerro Alegre. Junto con revitalizar la industria local, ha generado en su entorno un peregrinaje creciente de visitantes nacionales y extranjeros.

En vísperas de Fiestas Patrias, tras 15 meses de cierre, el Palacio Baburizza reabrió como Museo de Bellas Artes, poniendo a disposición del público una de las colecciones de pinturas más importantes del país, donada por el filántropo Pascual Baburizza, adecuadamente distribuidas en el edificio de arquitectura Art Decó y Art Nouveau.

A mediodía de ayer, el vecino Palacio Astoreca fue reinaugurado como exclusivo, elegante y lujoso hotel al estilo europeo, que da a los turistas la oportunidad de alojar al interior de un palacio de estilo victoriano. Fue construido a principios del siglo pasado por encargo de Francisco Petrinovic.

Carlos Lastarria, director del Museo de Bellas Artes, indicó que la cantidad de visitantes del Baburizza superó con creces lo previsto. Durante los sábados y domingos se han contabilizado sobre 1.500 personas, lo que obliga a disponer esperas que pueden resultar incómodas.

En la semana ingresan diariamente entre 150 y 200 personas.

A diferencia de lo que ocurría hasta el año pasado, cuando los turistas de los cruceros desembarcaban en Valparaíso y de inmediato se dirigían a otros destinos, los pasajeros de las dos naves que inauguraron la temporada ya han visitado el sector, manifestando interés por la presencia de pinturas europeas en un cerro porteño y la conservación de arquitecturas propias del Viejo Continente.

El domingo último, el diario The Boston Globe destacó en Estados Unidos el cambio que se está produciendo en Valparaíso. Sostuvo que “para el visitante extranjero, el acicalamiento de toda la ciudad ha sido un éxito absoluto. La reapertura del Museo de Bellas Artes en el Palacio Baburizza, después de 15 años de cierre, es importante, junto a la revitalización del adyacente Paseo Yugoslavo y calles aledañas, con sus tiendas de antigüedades y estudios de artistas”.

En los últimos 10 años, en los cerros Alegre y Concepción se han ejecutado 42 proyectos de hoteles boutique , restaurantes y tiendas de diseño, utilizando subsidios a la restauración de interés patrimonial.

Según Corfo, los $1.400 millones de inversión pública han generado $7 mil millones en inversión privada.

Milos Miskovic, director regional de Turismo, señala que en los dos últimos años se ha duplicado el número de turistas que llega a Valparaíso. En su opinión, la rehabilitación de los palacios apunta al objetivo de lograr un turismo de clase mundial.

Fuente: El Mercurio