Proyecto en Portezuelo

22 mayo, 2013

Señor Director:

Tras haber desvirtuado las imputaciones del señor Donoso Echeverría, ahora debo volver a rectificar otras similares contenidas en la carta del lunes, suscrita por el señor Ismael Mena, director de la Junta de Vecinos de Lo Curro, algunos agentes inmobiliarios y otros particulares, que son parte de la misma campaña de difamación contra el proyecto residencial que estamos elaborando en conformidad al derecho que rige esta zona de densificación urbana.

El acuerdo que estos vecinos dicen haber alcanzado con los anteriores propietarios de este terreno no tiene más alcance que lo establecido en las servidumbres que lo gravan, a las que damos cabal cumplimiento. Además, cumplimos estricta y holgadamente con la ley y su normativa reglamentaria.

Es falso afirmar que este proyecto “pretende incrementar significativamente el número de unidades fijadas en el acuerdo vigente”, puesto que lo que nos rige no son tales eventuales acuerdos que algunos vecinos pudieran haber tomado, sino la ley, las normas y los contratos aplicables.

Siendo nuestro proyecto principalmente para vivienda (71,24%) y secundariamente para oficinas (28,675%), no aplica el cuadro sujeto a la “condición previa que se construya una solución vial segregada de acceso… desde y hacia la Costanera Norte Av. Santa María”, sino el pertinente a los usos considerados en nuestro proyecto, que no exige tal solución.

Así lo sancionó la municipalidad al aprobar el anteproyecto correspondiente. La solución vial propuesta fue aprobada en el Estudio de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano por todas las entidades competentes, incluyendo a la concesionaria Costanera Norte, que juzgó imposible un enlace directo a nuestro sector, sin pasar por Av. Santa María, frente a las casas de estos vecinos, como también nosotros lo habríamos preferido inicialmente.

Por último, es falso que la solución aprobada “requiere la expropiación de terrenos de los vecinos para hacerla viable”. En el tramo de la Av. Santa María, que es el único afecto a un incremento de tránsito por causa de los proyectos en el sector de densificación aledaño, solamente hay unos 22 accesos vehiculares a propiedades particulares, por lo que difícilmente existan dichos “más de 400 vecinos” involucrados. Y tales vecinos no se perjudicarán, sino se beneficiarán gratuitamente por las mejoras comprometidas para la vialidad del sector.

LUIS IZQUIERDO WACHHOLTZ Arquitecto
Fuente: El Mercurio