Proyectan alza de precios en barrio Matta Sur por reducción de alturas en edificios

14 diciembre, 2012

Si en los próximos meses se aprueba un plan regulador que limite la altura de los edificios del barrio Matta Sur, la Cámara Chilena de la Construcción pronostica un alza de precios en los futuros departamentos del cuadrante entre Av. Matta, Av. Vicuña Mackenna, Carlos Valdovinos y Autopista Central.

“En el caso de que no se pueda construir en altura y que tampoco se puedan renovar áreas urbanas deterioradas, lo que ocurre inevitablemente es que aumenta el precio de las viviendas, afectando a las familias de menores recursos, que se ven forzadas a vivir en las zonas periféricas de la ciudad”, explica Pablo Alvarez, gerente de vivienda y urbanismo de la organización.

Las inmobiliarias también ven con preocupación el anuncio. “En caso de disminuir la cantidad de departamentos tendremos que subir los precios”, señala Paola Albornoz, jefa de gestión comercial de la inmobiliaria Gran Manantial.

Desinterés por el barrio

A su vez, Oscar Elgueta, gerente general de la inmobiliaria Inverisa, explica: “Esta medida municipal nos obligaría a subir los precios, lo que no será atractivo para los clientes. Si no hay atractivo, no se van a construir esos proyectos”.

“Si la ciudad avanza desde el centro de Santiago al sur es porque hay un interés en ese barrio. Esta medida nos llevaría inevitablemente a irnos a otros sectores, como Estación Central”, agrega.

Para Roger de Barbieri, presidente del Instituto Inmobiliario, con el límite a las alturas de edificios las inmobiliarias perderían interés en el barrio Matta Sur.

“Nunca ha sido bueno limitar las alturas y es obvio que habrá un aumento en los valores, lo que generaría un desinterés por el sector y una pérdida en el acceso a subsidios de renovación urbana”, apunta.

“Es un barrio con poco equipamiento, hay muchos talleres de autos e imprentas, lo que lo hace poco atractivo”, remata el experto inmobiliario.

Asimismo, Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, añade que el barrio “todavía no tiene un perfil alto y carece de servicios como colegios o restaurantes para satisfacer las necesidades de los habitantes de nuevas viviendas”.

Menor rentabilidad

La primera medida que tomó Carolina Tohá como alcaldesa de Santiago, la semana pasada, fue congelar los permisos de edificación en el sector Matta Sur.

Durante los próximos tres meses, ampliables a un año, no se recibirán solicitudes para construir en el lugar. A las 45 peticiones ya ingresadas se les aplicará la normativa actual, pero a las empresas inmobiliarias se les pedirá que reformulen sus proyectos.

El nuevo plan regulador contemplaría alturas de 9 y 12 pisos. Según la alcaldesa Tohá, no se construirá en altura en barrios de casas de un piso. Además, se harán gestiones para revisar el subsidio de renovación urbana y se crearán opciones específicas para cada zona de la comuna.

Fuente: La Tercera