Providencia pide creación de bulevares comerciales en futuros accesos de Metro

5 febrero, 2013

A fines de 2016, la estación Los Leones tendrá una “hermana”, una que se llamará igual y que será parte de la futura Línea 6 de Metro. Ambas estarán conectadas por un túnel subterráneo, en el que habrá comercio y servicios.

Esta nueva estación estará justo debajo de la intersección de Av. Providencia con Suecia, donde -además- se ubicarán los dos accesos al subsuelo. En los próximos meses, de hecho, comenzará la excavación del pique en las dos veredas norte de la esquina (ver infografía).

Una de las preocupaciones de la Municipalidad de Providencia es que estas obras puedan deteriorar el espacio público que está alrededor. “Pasó en la salida del Metro Cristóbal Colón, que es una especie de cuadrado donde sólo hay baldosas”, explica el secretario comunal de planificación del municipio, Nicolás Valenzuela.

Por esa razón, Providencia pidió a Metro crear una serie de instalaciones en superficie no sólo en la futura Los Leones, sino que también en Inés de Suárez, la segunda estación que tendrá la comuna y que estará debajo de la plaza ubicada en Av. Pedro de Valdivia con Francisco Bilbao.

En el caso de la primera, los equipos técnicos de Providencia propusieron (en una serie de reuniones que han sostenido con la empresa estatal desde diciembre del año pasado) construir edificios con comercios y servicios a nivel de suelo en ambos accesos. La idea es que estos locales generen un bulevar techado, que se integre al espacio público del sector.

“Con estos paseos se crearía una continuidad entre Av. Providencia y General Holley. Si se hace, sería un gran aporte para el barrio Suecia, que hoy está muy deteriorado. Esa opción, la del desarrollo en superficie, ya la ha aplicado el Metro de Londres en zonas de alta densidad”, asegura Valenzuela.

En tanto, para potenciar la plaza donde se construirá la estación Inés de Suárez, se propuso crear una especie de plaza hundida con comercio, como la que ya existe en el acceso sur de Manuel Montt, en la Línea 1.

La municipalidad también le pidió a Metro dotar a estas dos estaciones de una serie de instalaciones, como guarderías de bicicletas, espacios para albergar actividades culturales y conexión con las ciclovías comunales.

Según Valenzuela, la empresa “está evaluando todas estas propuestas, pero ya nos confirmó que ambas sí tendrán estacionamientos para bicicletas”. En 2009, Metro ya había creado estos bicicleteros en nueve estaciones, entre ellas, Escuela Militar, Cristóbal Colón, Grecia, Vespucio Norte y La Cisterna, y todas custodiadas por guardias, por un costo de $ 300 por día.

En la empresa explican que en otras ocasiones ya promovieron iniciativas orientadas a mejorar el entorno de los accesos. Tal como es el caso de Escuela Militar, estación donde en 2008 se inauguró Subcentro, un bulevar que, entre otras cosas, cuenta con comercio, servicios y cafeterías. “Metro es un agente activo en la construcción de una ciudad mejor y más amable.

Es por ello que durante la ingeniería de detalles de las líneas 3 y 6 se evaluará, junto a los respectivos municipios, el dar valor agregado a los entornos”, agrega Alvaro Caballero, gerente comercial y de asuntos corporativos de la empresa.

Fuente: La Tercera