Segundo Lugar Concurso Recuperación y Puesta en Valor del Monumento Histórico Palacio Pereira / Prado Arquitectos

11 diciembre, 2012

Anteriormente les presentamos la propuesta ganadora de este concurso promovido por el Gobierno de Chile. Ahora queremos dejarlos con la propuesta que se llevó el segundo lugar y que corresponde a la oficina penquista Prado Arquitectos encabezada por Cristián Prado, Tomás Prado y Raúl Espinoza.

1.0.- EL DESAFIO DE LA RESTAURACIÓN Y REHABILITACIÓN

La recuperación del Palacio Pereira, es un gesto – acción de RE- MATERIALIZACIÓN de  una sección privada del modo de habitar Santiago de hace 140 años, tras un largo  camino de esplendor, decadencia, deterioro, abandono y casi el olvido; para  RE-CONVERTIRLO en un espacio público de destino noble como es acoger a la Dirección  de Biblioteca Archivos y Museos y el Consejo de Monumentos Nacionales.

La puesta en valor nos obliga a retro – traernos al origen.  A entender la manera rigurosa  de sus creadores para configurar los vacíos, la masiva presencia de los cerramientos  ordenados por los ejes espaciales abiertos y direccionadores como son las galerías y el  transepto.

Esta organización de bloques sólidos contenedores y bloques vacíos distribuidores, generatriz de la obra en  el pasado, también lo será en el presente para el nuevo destino institucional.

Respetando el orden heredado, se superpondrán a los bloques sólidos y vacíos, nuevas tramas de  continuidad, revalorizando los vanos de puertas existentes – o abriendo otros nuevos – para potenciar el  recurso arquitectónico de sucesión lineal y continuidad de las vistas que permiten  recorrer y aprehender –  dentro de la masividad – las magnitudes del Palacio.

2.0.- LA RE – CONFIGURACIÓN DE LO PÚBLICO

Nuestra intención es que el contenedor masivo y monolítico del origen, llegue a alcanzar la fluidez espacial  de una planta libre contemporánea.

Como ciudadanos usuarios del espacio público que se pretende permeable y accesible, crearemos  aberturas, interconexiones, pasarelas y puentes para invitar al peatón a ingresar y recorrer las galerías  abiertas y los recintos confinados; a apropiarse del patio – plaza, lugar de confluencia de los distintos usos  sociales como el auditorio y la cafetería – rememorando el destino original del patio y se templete del té – o  a aventurarse a recorrer la nueva azotea-plaza, como otro espacio público integrado a la escala actual  del entorno y a 12 m. de altura.

3.0.- LA RE – MATERIALIZACIÓN

Así como en sus orígenes  esta construcción fue referente del status económico y social de sus propietarios,  la naciente revolución industrial le permitió a sus arquitectos y constructores aportar la innovación de  incorporar las galerías con cubiertas acristaladas, sostenidas con cerchas de acero, a la par de sus similares  europeas.

Fue y será – por tanto- el empleo del acero nuestro referente de continuidad con la historia.

El código visual del acero cortén como ícono de austera fortaleza, estará presente en los puentes,  plataformas-altillos, confinamiento de vanos y soportes de muro cortina.

4.0.- DE LA INTEGRACIÓN PASADO – PRESENTE

El programa de los sectores a reconstruir se acogerá en nuevos espacios anclados a las huellas latentes del  origen.  Se asimilarán las directrices geométricas del edificio que fue, conservando modulaciones y gestos  estructurales de masividad en muros y machones, pero rodeados de envolventes ligeras y transparentes  para una amigable relación con el patio, sin más protagonismo que configurar la restitución de los  volúmenes desaparecidos.

5.0.- DE LA PERMEABILIDAD INSTITUCIONAL INTERIOR

Los nuevos sub-ejes lineales norte sur, reabiertos o creados, aportarán fluidez a la circulación en distintos  niveles, tanto en los de uso más intensivo como las dependencias del Consejo de Monumentos Nacionales,  o las zonas de acceso más restringido, como la Dirección de Bibliotecas y Museos.

Estas sendas facilitarán la interacción entre Biblioteca, Centro de Documentación, Áreas de Arquitectura,  Arqueología, etc y rematando todos en los sectores destinados a la distención y contacto social como la  cafetería o el casino; entorno al patio – plaza, el cual – como un nuevo hall urbano – puede cubrirse a  voluntad y adoptar, asimismo, el rol de un nuevo espacio público interior.

Arquitectos: Cristián Prado, Tomás Prado, Raúl Espinoza
Ubicación: Palacio Pereira, Santiago, Santiago Metropolitan Region, Chile
Colaboradores: Carolina Hormazábal, Daniel Pinilla, Fabián Riffo, Katia Gonzalez
Arquitecto Especialista En Patrimonio: Carlos Inostroza
Año Proyecto: 2012
Fotografías: Cortesía de Prado Arquitectos

Fuente: Plataformaarquitectura.cl