Preparan apertura del primer tramo de Costanera Sur debajo de Lo Saldes

4 abril, 2013

Ayer en la mañana, un automovilista conducía por Av. Andrés Bello en dirección al poniente. A la altura de Isidora Goyenechea, pasada la Embajada de EEUU, vio un cartel nuevo que decía “Costanera Sur” y giró hacia la derecha. Pese a ello, tuvo que retroceder. ¿La razón? Esta nueva vía de la zona oriente ya está construida, pero aún no comienza a operar. “Varios automovilistas han cometido el mismo error”, cuenta un trabajador del lugar.

Este tramo de tres kilómetros de Costanera Sur, que conecta Av. Andrés Bello con Escrivá de Balaguer (ver infografía), es una de las obras de mitigación del complejo de oficinas premium Parque Titanium.

Pese a que la construcción de este trayecto está terminada hace cerca de un mes, todavía no se abre al público, porque el Ministerio de Obras Públicas -el mandante del proyecto- debe recepcionar la obra.

En la cartera aseguran que esto aún no ha ocurrido, pues “aún existen trabajos pendientes de Costanera Sur y mitigaciones relativas al proyecto Parque Titanium, por lo cual las obras aún no pueden ser recepcionadas por parte del MOP”.

Sin embargo, en la Municipalidad de Vitacura afirman que el ministerio les informó que la recepción se realizará durante este mes y que su apertura se concretará en mayo.

Según constató La Tercera en terreno, en el acceso de Av. Andrés Bello, de hecho, ya están instalados los semáforos (cubiertos de plástico negro) y las señaléticas de tránsito. Además de eso, están finalizados el paisajismo y la ciclovía junto al Mapocho.

Pese a que no hay automóviles circulando por este nuevo tramo, algunos sí están ocupando otras nuevas pistas que construyó Parque Titanium más al oriente del Puente Lo Saldes. Se trata del trayecto que se extiende desde la calle Isabel Montt hasta el Puente Centenario (Av. Américo Vespucio). Ahí, la empresa de Abraham Senerman agregó dos pistas más a las dos existentes y que también son parte de la Costanera Sur.

Cómo ingresar

Si se viene circulando desde el poniente, habrá que virar hacia la izquierda desde Av. Andrés Bello. Ahí, frente a una estación de servicio del sector habrá un semáforo que coordine el acceso a este nueva avenida.

Tomando esta nueva alternativa, los conductores evitarán pasar, así, por la rotonda Pérez Zujovic.

Una vez adentro de la nueva vía, los automovilistas podrán apreciar seis pistas (tres por sentido). Sin embargo, más allá, a la altura del Puente Lo Saldes, éstas se reducen a dos (una por sentido). Cabe mencionar que en paralelo a éstas se deben construir otras dos pistas.

En la Municipalidad de Vitacura aseguran éstas las debe construir el MOP, pero aún no se inician. El terreno que bordea el Parque Bicentenario aún es un sitio eriazo.

En todo este nuevo tramo, los vehículos podrán circular sólo hasta 60 km/h, tal como se indica en las señaléticas apostadas en el lugar. Esto, porque Costanera Sur tendrá estándar de avenida y no de autopista. Es el motivo por el que posee varios semáforos y cruces peatonales.

¿Menos tacos?

Los expertos en tránsito coinciden en que, tras su apertura, esta nueva vía ayudará a descongestionar las calles de “Sanhattan”.

Pablo Allard, decano de la facultad de Arquitectura de la U. del Desarrollo, explica que esta obra permitirá que los automovilistas circulen directamente desde Av. Andrés Bello y desde la zona de El Golf hacia el oriente “sin tener que pasar por el cuello de botella de la rotonda Pérez Zujovic. No es la panacea, pero será un aporte a la descongestión del sector oriente”.

Louis de Grange, académico de la Escuela de Ingeniería de la U. Diego Portales, agrega: “La cantidad de autos inmovilizados en hora punta en la rotonda se disipará un poco y quizás se traslade, en parte, a la Costanera Sur”.

Sin embargo, Allard advierte que, al mismo tiempo, podría generar tacos en Escrivá de Balaguer, sobre todo en las intersecciones de esta calle con Américo Vespucio, Luis Carrera y Manquehue Norte.

“También es importante ver cómo van a resolver los flujos de los semáforos en los cruces, sobre todo del que se instaló frente a la Embajada de Estados Unidos”, acota De Grange.

Fuente: La Tercera