Premio Internacional de Arquitectura Barbara Cappochin 2013

19 marzo, 2013

Esta convocatoria –en el marco de la sexta edición de la “Bienal Internacional de Arquitectura Barbara Cappochin”– premia a las obras caracterizadas por un alto nivel de calidad arquitectónica que se ajusten correctamente tanto a la escala humana como a la ambiental, dentro de las categorías de: arquitectura residencial; arquitectura comercial y/o administrativa; arquitectura pública (educativa, cultural, salud, social, religiosa, deportiva, etcétera); y arquitectura del paisaje.

Las postulaciones están abiertas a construcciones finalizadas entre julio de 2010 y junio de 2013 –incluyendo ampliaciones de edificios existentes– y proyectadas por arquitectos y/o ingenieros de cualquier nacionalidad con registro profesional en el colegio de arquitectos del país respectivo o asociación equivalente. Los interesados en participar podrán presentar una o más obras, siempre y cuando obtengan la aprobación del cliente y el titular para la presentación y uso del material del proyecto.

Se premiará con treinta mil euros al primer lugar en la categoría de “Premio Internacional”. También se entregará el “Premio Provincial” en dicha categoría, que se llevará cinco mil euros y habrá un reconocimiento, bajo la distinción “Medalla de Oro Gincarlo Uis” al proyecto más innovador en ahorro de energía y uso de energías renovables.

Junto con el envío de la documentación, los participantes deberán llenar en el sitio oficial un formulario de inscripción definiendo la categoría de la obra entregando la identificación del postulante, un informe de término de la obra, un informe técnico de la construcción y una memoria explicativa del proyecto.

La entrega consiste en dos láminas horizontales A1 en JPG (con 300 dpi de resolución). En la primera lámina se deberá incluir al menos una planta, además de cortes y diagramas, mientras que en la segunda, se deberán poner cuatro de las imágenes más representativas de la obra. Los postulantes podrán optar a entregar una tercera lámina  (con las mismas características generales) con una memoria de máximo dos mil caracteres y no más de 4 imágenes describiendo las eventuales innovaciones en ahorro energético y aporte tecnológico.

El jurado evaluará y priorizará el compromiso de la obra con el medio ambiente y el habitante junto con el uso apropiado de materiales y estructuras, además de la calidad de la construcción y los detalles desde el punto de vista de la funcionalidad, estética y sustentabilidad.

Fuente: Antenarquitectura.cl