Precio de terrenos se duplican y hasta triplican en los últimos 5 años

18 diciembre, 2012

Atacama es una de las regiones con mayor crecimiento, y con ello ha emergido fuertemente, creando un boom inmobiliario importante y con ello un aumento en los precios de las casas y departamentos y terrenos.

Pero, ¿cuáles son las variantes que inciden en que esto ocurra?

Para Alberto Guerrero, presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción, esto se debe al mayor costo de la mano de obra y un incremento en la demanda, aunque asegura que no existe una burbuja inmobiliaria. “Hay una demanda por mano de obra inmensa a nivel nacional, si eso lo llevamos a nuestra región aumenta más porque acá tenemos otra competencia que es la de la minería, que compite con nosotros con otros niveles de pago y otros niveles de precios”.

Por eso, las constructoras tienen una falta de trabajadores. “Las empresas ven que tienen una escasez de mano de obra, sobre todo especializada, eléctrica, gasfitería. Se debe traer de afuera, un 25 % que proviene de fuera de la región. Se tienen que traer la persona, mantenerla, pagarle el viaje, si son largos llegar a acuerdo de temporada. Eso incide en el precio de la vivienda, además los obreros son muy escasos”.

Respecto de los costos de las viviendas también hay otros factores. “Hay variables de mano de obra, precio de materiales, los fletes han subido. Hoy se está construyendo en Chile como nunca se ha construido”.

Esta alza de precios entonces correspondería a las variables del mercado y no hay una burbuja inmobiliaria. “Yo creo que está trabajando la oferta y la demanda, y está balanceada. Hay una cosa muy positiva, la gente se está radicando en la región”, señaló.

Esto también sería una muestra que hay prácticamente un pleno empleo. “Aumentó el poder adquisitivo. Tuvimos una cantidad de permisos municipales de construcción muy alto en 2011. Todo eso se está construyendo”.

PRECIOS

En tanto, este aumento en el precio de las propiedades se genera por el crecimiento de la ciudad. “Toda ciudad que está en crecimiento encarece todas las cosas, llámese para arriendo o para la compra, eleva los valores del suelo. Copiapó tiene un crecimiento muy dinámico por la apertura de las compañías mineras. Esto ha hecho que mucha gente llegue a Copiapó”, opina Saúl Poo, corredor de propiedades.

Inclusive, señala que las viviendas se compran en verde y esta burbuja inmobiliaria no existe. También se están construyendo viviendas de lujo y hay para todos los segmentos.

“Hay muchas familias que el chico ya salió de la universidad y quiere tener un departamento. No toda la gente viene de afuera”, sostiene.

La vivienda más económica está a 25 millones y la más cara en 800 millones, una propiedad central de 1.500 metros cuadrado de terreno con sala de pool y quincho.

Este incremento de los precios en las viviendas comenzó hace unos 5 años aproximadamente. “El precio depende de varios factores, la superficie de metros cuadrados, el área que se encuentra ubicada, incide la relación precio fondo. Los parámetros dependen del sector. El incremento del valor del metro cuadrado aumento cerca de 200 por ciento en cinco años. Se ha duplicado y en algunos casos triplicados”.

MINVU

En tanto, el seremi Minvu Pablo Carrasco manifestó que Copiapó ha vivido una aceleración de crecimiento que es lo más difícil de controlar. “Me llama la atención que Copiapó puede ver ofertas de 15 UF el metro cuadrado. La mitad de Antofagasta. Como capital pasamos de valer muy poco a valer más”.

Esto se genera también porque hay alguien dispuesto a efectuar la transacción. “Hay una oferta que puede estar alta, pero por otro lado tenemos una demanda alta y poca oferta y eso eleva los precios “, dijo.

Para el seremi lo que existe no es una burbuja inmobiliaria, sino especulación. “Lo que hay harto es especulación, hay muchos propietarios o gente que hace los tratos que eleva los precios porque sabe que hay mucha gente interesada en venirse a Copiapó”, opina.

Uno de los factores son las ofertas labores, y las oportunidades, ya que al existir más demanda los precios suben. “Estoy confiado en cierta medida en que cuando todos estos departamentos que se están construyendo estén como una oferta real, bajen los precios”, señaló.

PROTEGER

Ante este crecimiento, el Estado debe proteger a los grupos vulnerables y a los grupos medios. “Hemos puesto a disposición los terrenos de propiedad Serviu como reserva para el desarrollo de vivienda social y grupos emergentes”.

También se intentó a través de una licitación abierta, adquirir terrenos de particulares para pagar, sin embargo los precios eran muchos más altos de lo cual Serviu había tasado.

Por esto, y ante la situación de la escasez se analizará expropiar. “Esto quiere decir que el Estado le quita la propiedad a algunas personas, le paga un precio justo, definido por una comisión de tasadores”.

Los terrenos tendrían que ser cercanos a las vías estructurantes, con buena calidad de vida, planos. “Tienen que ser terrenos que ser los mejores para vivienda social, media y emergente. Esto porque es la inversión de una familia”.

La idea es adquirir grandes paños de terrenos, para desarrollar conjuntos de viviendas. El Palomar fue adquirido, pero también se pensó en la posibilidad de la expropiación, en total fueron 30 hectáreas. “Tenemos la intención de comprar cerca de 50 hectáreas en 2013. Este año teníamos la intención, no llegamos a negociar con las personas que ofertaron”.

La expropiación se está analizando aún. “Esta herramienta la ocupa el Estado cuando tiene una necesidad social como la que hoy está apareciendo. Nos llegan los ciudadanos a decirnos que no encuentran vivienda porque las constructoras elevan los precios. Vamos a intervenir para proteger a ese sector de la población”.

La licitación funcionó en Caldera, en Tierra Amarilla y se espera que a través de la licitación se pueda adquirir un terreno, para no ocupar la herramienta de la expropiación.

Minvu también llegó a un acuerdo con Bienes Nacionales para adquirir terrenos en Caldera, Copiapó, Chañaral y Diego de Almagro.

En tanto, para que exista más competitividad el Estado realizará acciones para que a través de nuevos terrenos para la construcción de viviendas. Los consumidores tienen que poder elegir, hoy las opciones de elección son muy pocas, colocaremos a disposición nuestros terrenos para que llegue más gente y al existir más competividad en el mercado deberían bajar los precios”. Por ahora los consumidores deben cotizar para encontrar la mejor oferta.

Fuente: El Diario de Atacama