Muros cortina: Un sistema con diversos beneficios

2 agosto, 2016

Un muro cortina se entiende como el conjunto de elementos que conforman un sistema unitario de cerramiento de fachada, que puede ser acristalada u opaca, y que es una estructura en sí misma auto soportante, afianzada a la estructura de un edificio.

muro cortina

Yves Besançon Prats, arquitecto socio de ABWB y past president de la AOA, señala que en fachadas de grandes torres y rascacielos el uso de muros cortina conlleva múltiples ventajas:

Ventajas estructurales

Por tratarse de un conjunto de elementos que se estructuran en forma auto soportante, mantienen un comportamiento sísmico muy favorable respecto de otros sistemas dada la independencia entre el muro cortina y la estructura del edificio. Es así como la transmisión del sismo entre ambos, estructura y muro cortina, está controlada por las dilataciones entre los componentes de este último, permitiendo que la intensidad del sismo no se transmita al muro cortina conservando este su integridad física. Otra gran ventaja estructural es su liviandad por que la fachada no otorga un peso extra a la estructura resistente del edificio, lo que posibilita dimensionarla con cuantías menores a que si se tratara de elementos de fachada con peso mayor.

Ventajas térmicas

Al contrario de lo que se dice, los muros cortina tienen grandes ventajas en el control térmico del interior de un edificio mediante la altísima tecnología en los puentes térmicos y coeficientes de sombra de sus cristales. Además de lo anterior, la construcción y diseño de dobles pieles para producir ventilación pasiva en las fachadas, es un factor que permite grandes ventajas térmicas para el control del ingreso de calor al interior de los recintos expuestos al sol.

Ventajas de limpieza y durabilidad

Los muros cortina son en sí mismos conjuntos de elementos que son de muy fácil mantención y limpieza; solo requieren ser lavados cada cierto tiempo y nada más. Además, su materialidad permite una durabilidad razonable en el tiempo sin variaciones apreciables.

Ventajas constructivas

Como se trata de un sistema prefabricado, permite una estandarización y modulación de sus componentes, lo que se refleja en una efectiva mejora en la productividad si se le compara con otros cerramientos de fachada como muros y tabiques exteriores.

Ventajas de seguridad

En la construcción de edificios en altura, los muros cortina garantizan en un alto porcentaje las condiciones de seguridad en cuanto a la sujeción y caída de sus componentes.

Diseño

Yves Besançon Prats agrega que “para un mejor y más eficiente diseño de un muro cortina lo primero es tener en cuenta la modulación que utilizará el arquitecto y que debe estar en coordinación con los fabricantes de cristales, paneles compuestos de aluminio y perfiles de aluminio en general. Con ello se logrará un diseño financieramente eficiente para así posibilitar su fabricación y encargo. El trabajo del arquitecto con el equipo que fabricará y/o montará el muro cortina desde el comienzo de la etapa de diseño, es un factor que ayudará a facilitar un proyecto racional y realista”.

El profesional y socio de ABWB sostiene que otra variable muy relevante serán las diferentes orientaciones de las fachadas del proyecto para el cálculo de las condiciones de los cristales en cuanto a integrar factores de low-e, transmitancia de luz y transparencia, así como los coeficientes de sombra que se deba utilizar. Todo lo anterior en concordancia con las exigencias del proyecto de clima interior y confort deseado.

En cuanto al diseño mismo y estética que el arquitecto se ha propuesto representar en el edificio, el Past President de la AOA indica que “los colores, los brillos u opacidades y las transparencias, serán factores que se deben tomar en cuenta desde el comienzo para lo cual la exigencia de una buena especificación técnica y de la construcción de un mock-up a escala natural antes de que se fabrique el muro cortina para corregir eventuales errores o diferencias, serán elementos indispensables para una buena ejecución del muro cortina”. Añade que también se debe considerar la condición de estanqueidad del conjunto y la resistencia a las presiones de viento y solicitaciones sísmicas.

Eficiencia energética

Respecto de este tema Yves Besançon Prats comenta que estos sistemas pueden ser muy eficientes, pero al mismo tiempo de elevado costo inicial. “Dependiendo de la orientación del edificio, de la latitud y ubicación geográfica y otros factores, las diferentes soluciones a aplicar serán también diferentes, así como el costo de implementación de las mismas”, explica.

Añade que, según los cristales que se escoja y sus distintas prestaciones o performance, se logrará un muro cortina más eficiente o menos eficiente energéticamente hablando y que ello redundará directamente en el ahorro energético del edificio. “El muro cortina debe ser tratado como parte de la envolvente térmica de los edificios y para que estos sean eficientes en ahorro de energía y sustentables en el tiempo en su operación y mantención, se deben contemplar todos los componentes de la envolvente térmica. Me refiero a cubiertas, radieres y muros contra terreno, así como muros cortina y fachadas en general”, afirma.

La eficiencia energética es un problema de diseño en el que los muros cortina tienen un rol importante como parte de un todo que dependerá de la tecnología utilizada para lograr una eficiencia pasiva en el control de las energías a utilizar tanto para calentar como para enfriar y también para iluminar en forma natural los espacios habitables. El arquitecto señala que los muros cortina además pueden estar dotados de exutorios o free-cooling, que permitirán ventilar el edificio y enfriarlo en el verano durante la noche, sobre todo en un clima como el nuestro en el que la diferencia de temperatura entre el día y la noche puede llegar a ser de 20 grados Celsius en verano. “Esta tecnología incorporada en forma automatizada al muro cortina, enfría el edificio naturalmente durante la noche por lo que en la mañana se requiere de mucho menor energía para enfriar mediante el aire acondicionado”, plantea.

Demanda en Chile

El arquitecto precisa que en Chile se han introducido todo tipo de muros cortina, pero que dado el alto costo de algunos debido a la sofisticación de sus componentes, los más utilizados han sido los muros cortina de aluminio y cristales del tipo termopanel. Edificios más exigentes han incorporado muros cortina que además contemplan como componente del termopanel, cristales termo-endurecidos con mayor seguridad y resistencia.

Así también se ha usado muros cortina con el mencionado free cooling para ventilación automatizada y mejorar la eficiencia energética de los edificios. Por último los muros cortina con doble piel de cristal se han utilizado en varios edificios de oficinas y corporativos de alto nivel, como parte del sistema de protección térmica incorporado a la fachada.

En este mismo tema, Guillermo Silva Lavín, Gerente General de la Asociación Gremial Chilena del Vidrio, Aluminio y PVC, ACHIVAL A.G., señala, por su parte, que quizás la mayor evolución que han experimentado los muros cortina está en los cristales que actualmente se utilizan. En efecto, si tiempo atrás los edificios que utilizaban muros cortina (en general edificios de oficinas) tenían serios problemas de sobre-calentamiento interior que obligaban al uso de potentes sistemas de aire acondicionado, hoy en día la situación está cada día más y mejor controlada.

“Hoy en día, hay vidrios tan eficientes que tienen una transmisión lumínica del 60% y un factor solar de 0.28, lo que implica gran transparencia y un excelente control solar, lo que hace reducir la carga de los equipos de refrigeración”, explica.

Agrega que los cristales de control solar de alta performance absorben una gran cantidad de la energía producida por la radiación solar. En el momento de la instalación, se deben chequear las aplicaciones para evitar el estrés térmico y especificar los cristales templados o termoendurecidos dependiendo del cristal elegido y del proyecto. “Entre los beneficios que ofrecen, está el que pueden ser templados, laminados, curvados o serigrafiados, usando técnicas convencionales además de una gran transparencia, control solar y aislamiento térmico, lo que permite la reducción de luz artificial y ahorro en términos de aire acondicionado y calefacción”. El Gerente General de ACHIVAL A.G. añade que estos cristales son indicados para ser utilizados en muros cortina destinados a edificios comerciales que requieren control solar y aislamiento térmico, edificios diseñados con color, edificios médicos y hospitales, educacionales, de oficinas y de retail.

Normativas

Guillermo Silva Lavín sostiene que, lamentablemente, los muros cortina no están regulados por ninguna norma chilena.

Explica que, en cualquier caso, se deben respetar las normas chilenas respecto de la acción del viento en edificaciones (NCh 432); normas referidas a vidrios de seguridad (NCh 135) y normas referidas a perfiles de aluminio (NCh 523), entre otras. Añade que internacionalmente, existen normas ASTM; AAMA; ANSI y otras que regulan la fabricación e instalación de muros cortina, así como las características de desempeño de los materiales que pueden emplearse en su fabricación y anclaje. Cabe mencionar que ACHIVAL desarrolló en 2011, a solicitud del MINVU, un conjunto de seis ante-proyectos de normas básicas para muros cortina, los cuales están en la DITEC del ministerio.

Respecto de cómo lograr que estos sistemas sean seguros para quienes habitan una construcción o se encuentran cerca de ella, el ejecutivo indica que “los muros cortina son fabricados e instalados luego de un proyecto que incorpora especificaciones técnicas de los materiales que lo componen; cálculo estructural del muro cortina; especificación y cálculo de sus fijaciones a la estructura resistente; entre otras. Esto permite tener certeza de la capacidad del muro cortina para resistir las diversas solicitaciones a las que estará sometido, tales como viento; sismos; etc”. Por otra parte, comenta, “existen normas chilenas referidas al tipo de cristal que debe utilizarse, dependiendo de la clase de muro cortina: espesor del cristal; vidrio laminado; vidrio laminado-templado; etc, de modo de proteger tanto a las personas que habitan el edificio como a los transeúntes”. Al respecto, es bueno recalcar la gran importancia que tiene el uso de vidrios de seguridad en los muros cortina, concluye.

Revisa la nota publicada en EMB Construcción.