Mauricio Léniz: “En nuestras casas expresamos la síntesis del habitar humano”

24 marzo, 2017

Mirene Elton y Mauricio Léniz fundaron la oficina Elton_Léniz hace 25 años. Desde el principio, con su primer encargo, una silla, su acercamiento al diseño les permitió trabajar en distintas escalas. Su segundo trabajo fue una casa en el lago Pirihueico con el que ganaron la Bienal Panamericana de Quito el año 1998. Las casas a pedido son hoy una de sus principales líneas de desarrollo.

Casa Milá, Elton+Léniz.

¿Cuál es el sello que imprimen a los proyectos de casas?

Hacer un traje a la medida. Podemos repetir estrategias, pero nunca repetimos casas; no hay una que se parezca a la otra. No tenemos estilo, no creemos en eso. Les pedimos a los clientes que vengan a nuestra oficina sin prejuicios y nosotros, a su vez, no tenemos nada establecido. La idea es lograr la ecuación en conjunto con las personas. Por otro lado, el cliente es nuestro cómplice. Cada casa refleja la identidad de sus dueños. Si bien es un traje a la medida de cada familia, muchas veces es la inversión de su vida, por lo que no necesariamente es gente millonaria la que opta por este tipo de viviendas.

¿Existe un desafío adicional en los diseños de casas en regiones?

Se da un fenómeno interesante de colonización de la naturaleza, de cómo levantar una casa, pero que no sea invasiva con el entorno. También pasa por un tema geográfico, de acceso al territorio, ya sea frente al mar o lago y cómo se dialoga con él. Todo esto hace que construir una casa, en cualquier lugar, sea un tremendo desafío.

¿Cómo asumen su rol ante el cliente?

Con mucho respeto. El cliente se transforma en una especie de partner. Mientras más información entrega al arquitecto, mucho mejor. Además, se debe tener en cuenta que este tipo de proyectos no deben partir de un capricho, sino de las restricciones y de una lógica que tiene que ver con una manera de vivir. Es la única manera de crear ese traje a la medida.

Obras diversas

La experimentación y la versatilidad en la manera de enfrentar los distintos desafíos que proponen los encargos son características reconocibles en la diversidad de sus obras; muebles, objetos, interiores, viviendas unifamiliares en variados paisajes de Chile y diversos proyectos corporativos y privados de uso público. El Centro Cultural Arauco, la Galería de Arte de Patricia Ready, numerosas habilitaciones interiores, y obras de diseño, son parte de los proyectos que ha desarrollado esta oficina a través de los años.

Centro Cultural Arauco, Elton+Léniz.

¿De qué manera abordan la versatilidad y diversidad en sus obras?

El estilo que hemos cultivado tiene justo que ver con esto. En las casas expresamos la síntesis del habitar humano.

Nuestros proyectos de diseño son más bien un laboratorio experimental;en los proyectos corporativos propendemos a la habilitación de espacios, mientras que en los desarrollos de retail somos más de hacer una tienda específica que autocopiarnos.

Somos tradicionalmente liberales como oficina, porque eso nos da la oportunidad de investigar.

¿Privilegian algún sistema constructivo y materialidades?

Nos interesan todos los sistemas y materiales, sin restricciones. Somos bien libres en este tema, nos interesa la lógica constructiva.

El lugar es clave para saber hacia dónde se quiere mirar, cómo debe ser la ubicación según el sol, y los materiales que se van a usar, porque estos dependen de todo lo anterior y aún más del tipo de terreno, entre otros factores a considerar.

¿Qué opinan de la ciudad y su planificación?

El problema principal de las construcciones hoy es la poca preocupación del impacto ambiental. Se levantan edificios sin considerar el entorno. Por otro lado, tenemos un patrimonio arquitectónico deteriorado, donde es más fácil botar que mantener y remodelar.

Hoy en ese sentido los arquitectos no tenemos una voz clara respecto del patrimonio.

¿Qué desafíos tiene pendientes la arquitectura nacional?

La arquitectura sitúa en el mundo, entrega una perspectiva, cambia la visión de las cosas. La palabra diseño abarca muchas cosas. En mi caso, el complemento entre la arquitectura y el diseño tienen mucho que ver. La arquitectura nacional está muy bien considerada desde el diseño, es muy reconocida, pero falta la planificación, la conexión de cómo ese proyecto se inserta en la trama urbana, en el paisaje.

Lee la entrevista publicada en EMB Construcción.