Mall Chiloé se hizo en dos sitios con dos permisos distintos

16 mayo, 2013

“En términos simples (Pasmar y Océano) se encontraban habilitadas para construir dos edificios colindantes e independientes”, pero levantaron “una sola unidad”, el mall de Castro, dice el informe de 33 páginas que elaboró la directora de Obras Municipales (DOM) de Castro, María Luisa Cifuentes. Así respondió a la Corte de Apelaciones de Puerto Montt que tramita un recurso de protección presentado por Pasmar S.A., que la acusa de cambiar criterios para medir superficies del polémico proyecto.

Cifuentes expone los antecedentes e incluye un croquis para mostrar que los permisos entregados a las empresas Océano y Pasmar eran para construir dos edificios separados (infografía).

Sostiene que ya en julio de 2010, la empresa intentó modificar el primer permiso para ampliar la superficie construida de 24.137 a 29.692 m {+2} y subir de 149 a 227 los estacionamientos.

“Dicho proyecto fue observado (…) esencialmente, porque incorporaba un nuevo lote, lo cual implicaba tramitar un nuevo permiso de edificación”, dice Cifuentes en el escrito.

Pasmar perseveró para modificar en otras cuatro oportunidades, pero las presentaciones fueron devueltas con observaciones. La última fue en diciembre pasado cuando Pasmar solicitó “permiso de edificación de obra nueva para el proyecto con fusión simultánea ‘Equipamiento Comercial Mall de Castro’, ubicado en las calles Serrano, Ramírez y San Martín”.

Esta presentación generó la observación número 12, referida a la forma en cómo se mide la altura del edificio y la sombra que proyecta, entre otros temas. Esta se mantuvo en dos ocasiones, la última en abril.

El abogado de la Municipalidad de Castro, Juan Pablo Sottolichio, dijo que Cifuentes no cambió de criterio, porque “es una norma que está en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción (GUC), que establece la forma como se determina la altura máxima del edificio”.

En el punto 25 del informe, la funcionaria plantea que “es un hecho público y notorio que Océano y Pasmar han actuado con infracción al artículo 146 de la Ley GUC, que sanciona el ejecutar una obra en disconformidad con el permiso (…), no han respetado en lo más mínimo los permisos de edificación”. También plantea que “el autodenominado mall de Castro se ha construido desde su inicio como una sola unidad; así el más evidente y flagrante de todos los incumplimientos de los permisos de edificación otorgados dice relación con que las losas del edificio B (permiso N° 309) son una continuación de la estructuración del edificio A (permiso N° 108), constituyendo una sola unidad”.

Concluye que “debía haber dos edificios, colindantes e independientes” y que de los cuatro pisos autorizados, “hoy se observan a simple vista niveles 5 y 6 edificados, no autorizados”.

Fuente: El Mercurio