Las claves para destrabar Vespucio Oriente y licitar obras este 2013

2 abril, 2013

“Se licita este año y todo su trazado será subterráneo”.

Categórica es la ministra de Obras Públicas, Loreto Silva, al referirse al emblemático proyecto Autopista Vespucio Oriente (AVO).

La iniciativa que completará el anillo que circunda el gran Santiago ha logrado en estos últimos meses despejar ciertas dudas, las cuales habían entrampado su desarrollo.

A fines del año pasado, el MOP definió que AVO se iba a llevar a cabo en dos etapas, con el fin de viabilizar su desarrollo. La primera -entre el Salto y Príncipe de Galesserá licitada, según la ministra Silva, “durante este año” 2013. “En este minuto estamos haciendo las micro simulaciones de los ingresos y las salidas, de manera de tener un proyecto lo más acotado posible y estamos trabajando en el diseño urbano paisajístico, porque esta obra no sólo debe mirarse desde el punto de vista del automóvil”, explica Loreto Silva.

Precisamente, esta intervención urbana busca dar respuesta a las críticas de los alcaldes de Las Condes y Vitacura.

Ambos ediles demostraron su inquietud frente a los posibles impactos que tendría la construcción de la autopista en las 5,5 hectáreas del parque Américo Vespucio.

“Hay mucho trabajo y esfuerzo en resolver el tema desde el punto de vista de la vialidad, pero también hay que preocuparse de lo que el proyecto va a llevar encima”, dijo el alcalde Raúl Torrealba.

¿La solución? El MOP convocó una mesa de expertos para que generen propuestas para la integración urbana de la megainversión. Sus miembros son los arquitectos Pablo Allard (decano de la Facultad de Arquitectura de la UDD) y Félix de Amesti (master en Diseño Urbano de la Universidad de Harvard) y el ingeniero en Transportes Louis de Grange (académico de Ingeniería de la UDP y miembro del directorio de Metro).

“La idea es evitar un impacto mayor en áreas verdes, incluso mejorar la situación como está actualmente.

No descartamos la posibilidad de reducir pistas de Vespucio en superficie ”, adelanta Allard.

El experto precisa que otra alternativa que estudian intervenir es el cruce Apoquindo con Américo Vespucio, ampliando el parque hacia ese nudo vial.

“En ese sector, el parque desaparece y sólo hay un pequeño corredor; estimamos que es una zona muy agresiva que se puede intervenir”, afirma Allard.

EL TRAMO DE LA POLÉMICA.

Otra decisión que destrabó el proyecto fue la determinación de desarrollar de manera subterránea el segundo tramo entre Príncipe de Gales y Grecia, descartando de esta manera las expropiaciones que encendieron la preocupación de los alcaldes de La Reina y Peñalolen.

“No habrá más variaciones en el proyecto. Ahora estamos en las precisiones y ajustes.

Las expropiaciones ya fueron descartadas y eso se le informó a los alcaldes y parlamentarios”, dijo la ministra Silva, quien por estos días espera un estudio de profundidad para el segundo tramo de AVO. ¿Cuál es la idea? Construir la autopista entre la superficie (Avenida Ossa) y la línea 4 del Metro.

“La idea que estamos trabajando ahora es que se construya entre el Metro y la superficie.

Éste será un estudio estructural que viabilice la construcción ahí”, comenta Silva, quien asegura que el despliegue total de la autopista será bajo tierra y lo más importante, manteniendo los presupuestos y las tarifas a público.

Fuente: Pulso