Invertir en propiedades

9 abril, 2013

Entre las diversas opciones para invertir este 2013, una que conviene tener muy en cuenta es la inversión en propiedades, específicamente viviendas. A diferencia de lo que ocurre en otras latitudes, el mercado inmobiliario nacional, gracias a su eficaz regulación, no se encuentra amenazado por una burbuja, lo que junto con el positivo momento que pasa nuestra economía, lo convierte en una opción muy atractiva para invertir.

En el plano macroeconómico, el ex presidente del Banco Central, José de Gregorio, ha descartado tajantemente el riesgo de que nuestra economía esté recalentada. Señaló que nuestro crecimiento económico está bien equilibrado, con una expansión del comercio sobre el 9%, de la minería sobre el 8% y de la industria alrededor del 6%. Estas son señales de una saludable demanda unida a una potente expansión de las inversiones. Por ello, los analistas prevén un crecimiento económico en torno al 5% para 2013.

La actividad inmobiliaria se ha beneficiado con este positivo ambiente. Por ejemplo, el Índice de Actividad de Portalinmobiliario.com (IAP) mostró un fuerte crecimiento del 22% durante febrero de 2013 en comparación con el mismo mes de 2012. Durante el pasado año, este indicador marcó una expansión del 34% con un promedio de 226 puntos en comparación a los 169 de 2011.

Pero para las buenas expectativas de inversión, también juega un importante papel la acumulación de demanda -sobre todo en la capital- debida a la falta de stock de viviendas y de terrenos disponibles para su construcción. La consecuencia directa será una apreciación futura de las viviendas compradas en la presente coyuntura. Pero no se trata de comprar en cualquier parte, ya que hay comunas que más se aprecian que otras, y es bueno asesorarse. Tampoco es lo mismo comprar casas o edificios. Según las tendencias, las casas debiesen subir más de precio que los departamentos.

Según expertos, quedan 6.000 hectáreas para la construcción de viviendas. Dentro de siete u ocho años, simplemente se agotaría el terreno disponible.

En conclusión, la fortaleza de la economía, la ausencia del peligro de una burbuja inmobiliaria y la escasez de terrenos y proyectos garantizan una demanda sostenida y una apreciación de las viviendas, por lo que es recomendable invertir ahora en casas, pero asesorarse bien, para beneficiarse con la esperable alza de precios a futuro.

Carlos Basch, GERENTE GENERAL DE PARQUET COUSIÑO MACUL

Fuente: Diario Financiero