Inversión privada estimula con fuerza desarrollo inmobiliario de Atacama

20 noviembre, 2012

Un verdadero auge inmobiliario está viviendo la Región de Atacama por estos días, una racha que tiene como responsable a la minería y que está posibilitando un potente desarrollo de infraestructura e inversión en las principales ciudades de esa zona de Chile.

Vallenar, Huasco y sobre todo Copiapó, se están transformando en nuevos polos económicos gracias a las enormes ganancias que produce la industria minera, lo que ha llevado al sector de la construcción a hacer frente a los requerimientos de un boom que comenzó hace un par de años, involucrando al mercado residencial, industrial, comercial y de oficinas.

No obstante las buenas perspectivas, los expertos advierten la gran diferencia que existe entre la inversión pública y privada, pues según estadísticas de la Corporación de Bienes de Capital (segundo semestre de 2011),e1 gasto estatal ascendió a US$ 380 millones en proyectos inmobiliarios, muy lejos de los US$ 18.541 millones que desembolsaron los privados el año pasado. “La inversión pública está muy alejada de la privada que se está generando, debido a muchos factores, como la falta de proyectos de infraestructura, la carencia de planificación de los ministerios y la comunión en un proyecto de ciudad”, dice Alberto Guerrero, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de Copiapó. A pesar de esto -e independiente de dónde venga la inversión-, el incremento de planes inmobiliarios en Atacama es un hecho concreto. “En 2010 comienzan a aparecer los primeros edificios en Copiapó, que se establecen en zonas centrales de la ciudad ubicados en avenida Los Carreras, lo que impulsó la construcción de viviendas”, explica Guerrero, agregando que, en cuanto a la oferta de oficinas, “existe una escasez de metros cuadrados en los cuales debiera haber un mayor desarrollo fomentado por la inversión en minería, que requerirá a su vez oficinas y viviendas para establecer sus centros operativos”, especifica.

Proyectos

Además de la esperada edificación de Titanium Copiapó (ver recuadro), en la capital regional de Atacama se preparan construcciones que impactarán el entorno de negocio y la vida de los habitantes de la ciudad. Por ejemplo, Mall Plaza ya anunció que levantará un centro comercial con una superficie de 40.000 metros cuadrados arrendables, con una inversión que bordea los US$ 89 millones. “En septiembre se inició la construcción de Mall Plaza Copiapó y se estima que esté operando durante 2013”, aclara Cristián Somarriva, gerente corporativo de desarrollo de la compañía. La inmobiliaria Armas, en tanto, inaugurará Sunset Copiapó. “Nuestro proyecto ya está en venta y su entrega final estimada está fijada para el año 2015”, dice Cristián Armas, gerente general corporativo de la empresa.

Fuente: El Diario Financiero