Inmobiliarias toman medidas para evitar la especulación

18 diciembre, 2012

Desde mediados de año, el mercado inmobiliario está siendo mirado con más atención por parte de las autoridades y las empresas del sector por el temor a una eventual burbuja. En la industria descartan de plano la existencia de una burbuja de precios, pero sí han ido adoptando resguardos. “Hemos tomado algunas medidas para tratar de evitar la especulación”, dijo el director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Vicente Domínguez.

Uno de esos resguardos, explicó Domínguez, es elevar las multas por retractación -con el fin de limitar la cesión de promesas de compraventa y la compra en verde para reventa-, además de exigir un mayor financiamiento de compras con recursos propios.

El dirigente de las inmobiliarias dijo no tener indicios de mayores restricciones financieras de parte del sistema bancario para financiar compras de viviendas, y descarta que el aumento de los valores sea artificial. “La gente confunde alza de precios con burbuja inmobiliaria y eso no es así”.

En todo caso, la industria monitorea varios factores. Uno de ellos es el precio de los arriendos, que ha subido y que refleja, según Domínguez, una demanda real. “Es un mercado muy libre, que está fuera de la especulación”, opinó. El segundo es el financiamiento que otorgan los bancos por compras por parte de inversionistas, lo que ha sido discutido con ese gremio, y el tercero es la venta a usuarios finales. “No hemos apreciado que estemos entregando viviendas que estén desocupadas y que sean signo de una ‘demanda falsa’. Eso pasó en burbujas inmobiliarias como la española”, explicó Domínguez.

El seguimiento de la industria aumentó luego que en junio, en su Informe de Estabilidad Financiera, el Banco Central alertara sobre un incremento significativo de los precios, análisis que será actualizado hoy en la entrega de un nuevo reporte del ente rector. El miércoles, la Cámara Chilena de la Construcción también se referirá al escenario en que se está moviendo el negocio inmobiliario, pero esta vez ante el Congreso.

Restricciones

Las inmobiliarias coinciden en que no es necesario restringir la entrega de créditos, dado el buen funcionamiento del mercado. La banca propone bajar el promedio de préstamos del valor de una vivienda desde el 85% al 80% y exigir que los dividendos equivalgan a lo más al 30% de los ingresos de las familias. Además, pedirán a las inmobiliarias reportes sobre desistimientos de compras en verde.

El director comercial de inmobiliaria RVC, Juan Armando Vicuña, comentó que esas medidas “no apuntan a nada concreto respecto de la burbuja y no se va a poder controlar el precio con estas variables”.

El gerente general de Negocio Inmobiliario de Socovesa, Mauricio Varela, dijo que no hay riesgo de burbuja en el corto o mediano plazo. “Los precios han subido por fundamentos sólidos de preferencia de los consumidores y no por especulación”.

Sobre el reporte de desistimientos, el gerente general de inmobiliaria Valle Grande, Jaime del Valle, afirmó que se trata de “un asunto entre particulares y no de normas o reglamentos. El cómo los bancos negocian con cada inmobiliaria el financiamiento que le entregan a la empresa o a sus proyectos es un asunto caso a caso, que dependerá de cuál inmobiliaria se trate y de sus proyectos”, opinó.

Fuente: La Tercera