Impulsan nuevo templo católico en I. de Pascua para conmemorar 150 años de evangelización

19 marzo, 2013

La mañana del pasado jueves 14, el párroco de Isla de Pascua, Bernardo Astudillo, partió desde Valparaíso a la isla con la maqueta de un innovador proyecto con que pretende conmemorar los 150 años de evangelización del pueblo rapanuí: un nuevo templo para el territorio insular.

La maqueta fue elaborada por un equipo de arquitectos y diseñadores de la Universidad Católica de Valparaíso que viajó en septiembre a esa remota zona, visitó el centro ceremonial de Orongo y diversos ahu (explanadas de piedra en las que se instalan los moáis), se empapó del expresivo fervor religioso pascuense, entrevistó a personajes de la isla y revisó fuentes documentales, entre ellas las cartas de su primer misionero católico.

Con toda esa experiencia, los profesionales de la UCV elaboraron la propuesta de un edificio de 12 metros de altura máxima y de un diseño que, junto con adaptarlo a las condiciones climáticas y culturales de la isla, pretende convertir al templo católico en un referente urbano de Hanga Roa, donde se concentra la población de la isla. Ello se ve favorecido por su emplazamiento, ubicada en la principal calle del poblado.

“Es un lugar muy especial. La obra a la distancia se tiene que ver imperando sobre la isla y los demás edificios y que sea inconfundible como un templo”, explicó Patricio Cáraves, uno de los arquitectos de la iniciativa.

Corresponde ahora a los fieles isleños pronunciarse sobre la propuesta de la Escuela de Arquitectura de la UCV, cuya tradición experimental se remonta a 1971 con la “Ciudad Abierta” de Ritoque. Entre las características otorgada al recinto propuesto está un espacio que permita congregar entre 700 a 1.000 fieles en 1.650 m {+2} , bajo una techumbre que simula tres botes invertidos y muros que permiten la circulación del aire y la luminosidad.

Obrero misionero

El padre Bernardo Astudillo, apoyado por un equipo de profesionales pascuenses, es el encargado de mostrar el proyecto a los fieles rapanuís para incorporar su visión al templo. Sobre todo, porque será construido en el mismo sitio en el que en 1937 el sacerdote Sebastián Englert levantó el actual templo, hoy muy deteriorado, y que incorpora en su fachada e interior iconografía que recoge la espiritualidad ancestral rapanuí. “Es indispensable que sientan la nueva iglesia como algo propio y no como algo impuesto desde el continente”, aseveró.

Astudillo espera que la construcción del nuevo templo se inicie en 2014 y se termine en 2016, cuando se cumplan respectivamente 150 años de la llegada del primer misionero católico y el de la construcción de la primera capilla en la isla.

El 3 de enero de 1864 llegó a ella el francés Eugenio Eyraud, un obrero mecánico que a los 44 años se convirtió en novicio de los Sagrados Corazones con el objetivo de convertir al cristianismo a los pascuenses. Durante nueve meses fue el único occidental que vivió en la isla, en momentos en que esta era asolada por los traficantes de esclavos, destacó el director del Centro de Estudios Rapa Nui de la U. de Valparaíso, José Ramírez.

Eyraud relató su experiencia en cartas que envió a la sede de la congregación en París. Murió en la isla, satisfecho al enterarse que sus habitantes se habían bautizado. Según el censo de 2002, el 78% de ellos es católico.

Fuente: El Mercurio