Iluminación del Parque Fluvial Renato Poblete ofrece una experiencia nueva del Río Mapocho

11 julio, 2017

Junto a la ribera del rápido río Mapocho se desarrolló el nuevo Parque Fluvial Renato Poblete, donde se construye la laguna artificial pública y urbana mas grande en Chile y el primer parque fluvial de Santiago.

Renato_Poblete_DIAV_lighting-06

Tiene casi 1 km de largo en medio de un contexto urbano industrial semi-contaminado y cuyo objetivo fue revitalizar una zona de la ciudad con déficit de áreas verdes y espacios públicos.

Este nuevo entorno natural reemplaza las zonas baldías y basurales que existían en el sector por paisaje y naturaleza, agua y áreas recreativas, las que inyectan vida y valor al entorno residencial existente. El diseño de iluminación para los 75.000 habitantes quienes viven en los barrios circundantes tiene un reto importante: crear una experiencia nueva y segura para la noche, potenciar el concepto de parque fluvial y reinsertar la naturaleza nativa cerca del río y la laguna.

Diseño de iluminación: DIAV Lighting
Diseñadores principales: Paulina Villalobos, Pamela Padruno
Colaboradores: Daniela Orellana, Sofia Valderrama, Carol Litin
Fotografías: Maria Cirano
Arquitectos: Cristián Boza Díaz, Cristián Boza Wilson, Michel Carles
Arquitectos Paisajistas: Claudia Oñate, Pilar Lozano, Cecilia Vergara, Paulina Márquez

Proteger la noche para la nueva vida y naturaleza

Poder contemplar una laguna, es una realmente una nueva experiencia paisajística para los habitantes urbanos de un barrio industrial y del clima semiárido de la ciudad de Santiago. Por lo que el concepto fue transformar la luz en una guía de rutas sin provocar encandilamiento, y así realzar el acto de contemplación y perspectivas desde las diferentes alturas geográficas creadas por el parque y además reproducir la frescura del agua sobre las grandes áreas de concreto y las zonas de destinadas a los juegos de agua.

Las luminarias para los puentes y senderos se esconden en los detalles constructivos lo mas cercano posible a los pavimentos, buscando iluminar el área de circulación de la manera mas eficiente posible -al acercar la fuente de luz a la superficie, evitando así las pérdidas de flujo luminoso generada por las distancias- para evitar el deslumbramiento, la contaminación lumínica y haciendo que las decisiones de diseño aporten a eficiencia lumínica.

Decisiones de Color y Temperatura Color

Parte del concepto fue trabajar con luz cálida los espacios públicos, todo es led de 3000K. Creemos que para proteger ritmo circadiano humano y también los ciclos de la flora y fauna que debemos evitar 4000K y 5000K para la iluminación general . Esa fue la decisión de base de la temperatura color. Para las grandes áreas de cemento se instalaron postes de 12 metros que proporcionan el apoyo a múltiples proyecciones de gobos para lograr el efecto de agua.

El color “agua” de los gobos se puso a prueba varias veces para conseguir el tono correcto, inspirada en los colores reales de la naturaleza, agua, cielo y flores de la ladera norte de la isla (el norte es el lado soleado del hemisferio sur). Se logró una luz “azulada” en términos de percepción visual y contraste, pero son tonos turquesas y verdosos que bordean los 500nm. Esta luz se apaga con el horario de cierre del parque, 7pm en invierno y 9pm en verano.

Alrededor del parque está la ruta oficial de maratón de Santiago con postes tradicionales pero propusimos cambiarlo 3000K. Debido al ajuste presupuestario, el proyecto no está completo, hay un diseño personalizado de muebles para iluminar los senderos secundarios que se inspiran en diferentes ejercicios de estiramiento para los corredores y que esperamos se complete pronto.

Revisa la nota de Plataforma Arquitectura aquí.